Martes, 8 de Enero de 2008

Sarkozy asegura que su relación con Bruni es "seria" y no descarta el matrimonio

El presidente fracés advierte de que , si se casa, los medios se enterarán después de la boda

AFP ·08/01/2008 - 11:11h

Sarkozy, en la rueda de prensa celebrada este martes en París. AFP

El presidente francés Nicolas Sarkozy ha asegurado este martes que su relación sentimental con la ex modelo y cantante Carla Bruni "es seria".

Sobre los rumores que apuntan a un posible matrimonio, el presidente francés ha subrayado que existen muchas posibilidades de que la prensa lo sepa "cuando ya se haya llevado a cabo".

"Es serio. No será el Journal du dimanche el que fijará la fecha", ha agregado en referencia a ese diario dominical que adelantó el 9 de febrero como la fecha de la posible boda.

Sarkozy es el primer candidato divorciado -de un primer matrimonio- que llegaba a la presidencia francesa. Y además es el primer jefe de Estado francés que se divorcia durante su mandato.

Temas políticos

En política interior el mandatario francés ha insistido en que "fui elegido por prometer un cambio profundo, una verdadera ruptura" en un discurso previo de unos 40 minutos, donde mencionó de nuevo "la política de la civilización" que es para él "la política de la vida".

El jefe de Estado quiso mostrar, en medio de encuestas de populaidad a la baja, que comienza el año 2008 con una voluntad de reforma intacta, entre ellos el fin de las 35 horas en materia laboral.

"¿Desea usted que 2008 sea el fin, al menos real, de las 35 horas?, le preguntó un periodista. "Para decir la verdad, sí", respondió sin dar más detalles Sarkozy quien durante la campaña electoral calificó la ley socialista de la semana laboral de 35 horas de "catástrofe generalizada para la economía francesa".

Esta medida única en Europa que bajó de 39 a 35 horas la duración de trabajo semanal, adoptada por el gobierno socialista de Lionel Jospin en 1998, y muy criticada en los círculos económicos, sigue siendo muy popular entre los franceses.

Asimismo encargó a dos Premios Nobel de Economía, Joseph Stiglitz y Amartya Sen, reflexionar sobre cómo cambiar los instrumentos para medir el crecimiento.

Inmigración 

En materia de inmigración, dijo que Francia irá "hasta el fondo de una política basada en cuotas" y pidió la creación de una jurisdcción especializada en el derecho de los extranjeros.

Aprovechó para asegurar que España e Italia le pidieron que, de común acuerdo con Francia, se organicen expulsiones colectivas de extranjeros indocumentados presentes en los tres países.

 

Noticias Relacionadas