Archivo de Público
Miércoles, 17 de Noviembre de 2010

El PSOE salva la congelación de las pensiones gracias a PNV y CC

El Congreso envía al Senado el proyecto de Presupuestos

MIGUEL Á. MARFULL ·17/11/2010 - 12:58h

El PSOE superó sin apuros el recorrido por el Congreso de los Presupuestos Generales del Estado de 2011, que parten ahora hacia el Senado antes de volver a la Cámara para su aprobación definitiva en el último pleno de diciembre. La mayoría forjada por el Grupo Socialista junto al PNV y Coalición Canaria acolchó el maratón de votaciones: casi 400, a lo largo de un total del tres horas, para decidir sobre 2.700 enmiendas en tres días de debate.

El PSOE salió invicto del recorrido, presidido de principio a fin por el debate sobre la congelación de las pensiones contributivas aprobado por el Parlamento en mayo. A pesar del veto del Ejecutivo, el Congreso abordó de puntillas esta cuestión, invitado por la enmienda de IU-ICV que sobrevivió a la criba del Gobierno habilitado para desechar las propuestas que alteren ingresos y gastos en los Presupuestos.

La propuesta, que pedía mantener el poder adquisitivo de los pensionistas a cuenta del superávit de la Seguridad Social, fue rechazada por los 177 diputados del PSOE, PNV y CC. El PP, que votó en contra de la iniciativa hace sólo dos semanas durante su paso por la Comisión de Presupuestos, la respaldó ayer en el pleno.

IU invita a "rectificar"

La opinión cambiante de los conservadores no alteró el guión escrito de antemano por los socialistas y sus socios presupuestarios. "No van a poder evitar el debate, pero pueden rectificar", instó al Gobierno desde la tribuna el portavoz de IU en el Congreso, Gaspar Llamazares, coautor de la enmienda superviviente al veto gubernamental.

"La congelación de las pensiones supone un recorte social puro y duro, sin disimulo, demostrando no sólo insensibilidad sino una notable ausencia de voluntad de alternativas", se sumó desde el PP Tomás Burgos. "Alternativas" fue, precisamente, lo que el ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, invitó al PP a mostrar "sin miedo".

Igual que ocurriera el martes con tres iniciativas de Unión del Pueblo Navarro (UPN) contra la congelación de las pensiones agazapadas a salvo del veto, el Congreso liquidó la discusión sin más pronunciamientos. Superó así un trámite en el que IU-ICV denunció que el PSOE votó en contra de una propuesta pactada previamente y que suponía una ayuda anual de 531 euros a los pensionistas que vivan de alquiler y reciban una prestación no contributiva.

El propio Grupo Socialista había anunciado el acuerdo en el último número del boletín interno que distribuye a diputados y periodistas. Fuentes de IU-ICV consideraron este cambio de actitud una "represalia" por su enmienda sorpresa sobre las pensiones.