Martes, 8 de Enero de 2008

Al menos 21 muertos y 90 heridos por una fuerte ola de frío en Irán

EFE ·08/01/2008 - 12:23h

EFE - Un niño corre sobre un campo cubierto de nieve en Srinagar, la capital estival de la parte de Cachemira. Una ola de frío sigue afectando al norte de la India y también asola otros países como Irán.

Al menos 21 personas han muerto y más de 90 han resultado heridas debido a la fuerte ola de frío que sufre Irán desde hace varios días, especialmente el norte del país, informaron hoy medios locales.

La nieve, que ha superado los dos metros de altura en algunas áreas del norte y el oeste, ha obligado a cerrar varias carreteras y decenas de pueblos permanecen aislados, con temperaturas que han llegado a descender en algunos casos hasta los 10 grados bajo cero.

La televisión iraní Al Alam cifró hoy en 21 los fallecidos y en más de 90 los heridos por el frío o debido a accidentes de tráfico causados por la tormenta de nieve que ha azotado el país durante las últimas 24 horas.

El Gobierno iraní no ha confirmado la cifra de muertos facilitada por Al Alam y otros medios de comunicación de la región y la agencia oficial IRNA ha informado sólo del fallecimiento de tres personas.

Dos de ellas murieron en un accidente en la ciudad de Rasht (norte) y una por el frío en la provincia de Ghazvin (oeste), dijo el vicegobernador de Ghazvin, Mohamad Sadegh Purmohamadi.

El responsable iraní desmintió "las otras cifras incorrectas" de fallecidos, aunque no está claro si se refiere a todas las zonas afectadas o únicamente a la provincia Ghazvin.

La ola de frío y nieve, calificada por el presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, como la peor en Irán en 50 años, ha obligado a las autoridades a cerrar durante dos días las instituciones gubernamentales y los centros educativos en Teherán.

Además, varios vuelos nacionales e internacionales han sido cancelados o retrasados.

Los expertos en meteorología han invitado a los iraníes a evitar los viajes en el norte, centro y el oeste del país, donde el cierre de numerosas carreteras ha dejado aisladas a decenas de aldeas.

La nieve y el hielo han obligado a cerrar de nuevo al tráfico numerosas carreteras en el norte, oeste y el centro de Irán, después de que las autoridades anunciaran haberlas limpiado, mientras que las inundaciones imposibilitan la circulación en la provincia de Sistan-Beluchistán (sureste).

El responsable de Relaciones Públicas de la Oficina General de Trafico de Zanyan (noroeste), Ahmad Jalili, afirmó hoy que unos 45 pueblos, incluidos 10 de Abhar, y 20 de Iyrud, están totalmente aislados por la nieve.

Los medios de comunicación iraníes muestran hoy fotografías de la parte occidental del desierto de "Dashte Lut", en el centro de Irán y conocido por sus altas temperaturas, cubierto de nieve por primera vez.