Archivo de Público
Martes, 16 de Noviembre de 2010

Los motociclistas de EEUU sufren muchos traumatismos cerebrales

Reuters ·16/11/2010 - 18:16h

Por Megan Brooks

Cada vez más estadounidenses usan moto por diversión o para ahorrar dinero en combustible.

Al mismo tiempo, varios estados revocaron las leyes de uso universal del casco o están pensando en hacerlo.

Esto, según dos estudios publicados en Pediatrics, es la receta del desastre, en especial para los más jóvenes.

Una "gran proporción" de motociclistas jóvenes chocan o sufren un traumatismo cerebral, lo que "muestra la necesidad de imponer el uso de protección efectiva para la cabeza en los motociclistas jóvenes", dijo el doctor Harold Weiss, de la Unidad de Investigación en Prevención de Lesiones de la Universidad de Otago, en Nueva Zelanda.

Además, los estados que están analizando eliminar el uso obligatorio de casco en los adultos y mantenerlo en los más jóvenes están trabajando sobre la falsa idea de que los motociclistas jóvenes estarán protegidos.

Weiss, que dirigió el estudio mientras trabajaba en el Centro de Investigación y Control de Lesiones de la University of Pittsburgh, agregó que "los estados que reemplazaron, o están analizando reemplazar, las leyes universales con normas para distintas edades deberían saber que eso aumenta la mortalidad y la cantidad de lesiones graves en los jóvenes que deberían proteger".

El equipo de Weiss analizó las cifras del 2006 de una base de datos de 38 hospitales estatales y halló que 5.662 pacientes de 12 a 20 años habían recibido el alta después de sufrir lesiones en un accidente asociado con el uso de una moto.

Eso representa el 3 por ciento de todas las hospitalizaciones por lesiones para ese grupo etario y el 5 por ciento de los traumatismos cerebrales; el 7 por ciento de las hospitalizaciones asociadas con el uso de una motocicleta incluyeron al pasajero de la moto.

La mitad de las colisiones incluyó a motociclistas de entre 18 y 20 años; el 32 por ciento, a personas de 15 a 17 años, y el 18 por ciento, a pasajeros de entre 12 y 14 años.

La mayoría de los estudios previos sobre este tipo de lesiones se habían concentrado en la mortalidad, "lo que pasa por alto el impacto" de las lesiones y la discapacidad en los sobrevivientes.

Por ejemplo, un estudio de Estados Unidos del 2006 registró 371 muertes de motociclistas de entre 12 y 20 años, comparado con más de 3.600 lesiones no fatales, incluidos casi 1.200 traumatismos cerebrales, ese mismo año, según descubrió el equipo de Weiss.

El 6 por ciento de esos pacientes necesitaron derivación a un centro especializado de cuidados u otro tipo de instalaciones de cuidados "intermedios" o cuidados especiales en el hogar.

Lo más común fueron las fracturas óseas y las lesiones de la médula, de órganos internos o cerebrales. Dos tercios de los accidentes fueron viales, con las lesiones más graves.

Los traumatismos cerebrales fueron un tercio de las lesiones registradas y, según el equipo, muchas de esas víctimas sufrirán discapacidad prolongada.

Los motociclistas con lesiones cerebrales fueron cuatro veces más propensos a ser derivados a un centro de rehabilitación y 10 veces más proclives a morir en el hospital que los conductores sin traumatismos cerebrales.

Los cascos son "fundamentales" para reducir estas lesiones, señala el equipo en el segundo estudio publicado. Aun así, sólo 21 estados de Estados Unidos lo exigen para todos los motociclistas.

FUENTE: Pediatrics, online 15 de noviembre del 2010