Martes, 2 de Octubre de 2007

Musharraf designa como su sucesor al frente de las Fuerzas Armadas a Pervez Kiyan

Agencia EFE ·02/10/2007 - 15:07h

Agencia EFE - Diputados de la Asamblea provincial del Punjab después de entregar su dimisión en Lahore, Pakistán. EFE

El jefe de Estado de Pakistán, general Pervez Musharraf, designó hoy a su sucesor al frente de las Fuerzas Armadas, el general Ashfaq Pervez Kiyani, quien tomará el mando del Ejército si el presidente renueva su mandato en las elecciones del próximo sábado.

El mes pasado, Musharraf se comprometió ante el Tribunal Supremo a renunciar a su puesto de comandante en jefe de las Fuerzas Armadas antes del 15 de noviembre en caso de ganar los comicios presidenciales que se celebran el sábado.

El portavoz del Ejército paquistaní, general Waheed Arshad, confirmó hoy que el presidente ha elevado el rango de Pervez Kiyani a general de cuatro estrellas y le ha nombrado su sucesor designado.

Conocido por su lealtad a Musharraf, Pervez Kiyani fue director general de los servicios secretos (ISI) hasta el pasado 21 de septiembre, cuando fue reemplazado por el teniente general Nadeem Taj.

Para los analistas, con esta designación el general Musharraf quiere eliminar la posibilidad de cualquier oposición en el Ejército en caso de que él jure su cargo de presidente como civil.

Antes de ser nombrado director del ISI en 2004, Kiyani sirvió como comandante en Rawalpindi, en las afueras de Islamabad, y fue director general de operaciones militares del Ejército hasta 2003.

También fue el encargado de investigar los intentos de asesinato a Musharraf en diciembre de 2003, y el éxito de las pesquisas le valió la gratitud y confianza del general.

Por otra parte, el presidente paquistaní nombró hoy a otro de sus hombres de confianza, el teniente general Tariq Majeed, presidente del Comité de la Jefatura del Estado Mayor, otro de los cargos significativos en la jerarquía de las Fuerzas Armadas.

Tariq Majeed dirigió el polémico asalto a la Mezquita Roja de Islamabad a mediados del pasado julio, que, según fuentes oficiales, causó más de cien muertes.