Martes, 8 de Enero de 2008

El juez investiga si uno de los etarras fue torturado

Igor Portu, arrestado por la Guardia Civil el domingo en Arrasate, ingresó ayer en un hospital con una costilla rota, un derrame pleural y múltiples hematomas

GUILLERMO MALAINA ·08/01/2008 - 08:38h

La Guardia Civil registró en la madrugada del lunes los domicilios de los supuestos terroristas. EFE

Sebastián abrió ayer una investigación después de que Igor Portu, uno de los dos presuntos miembros de ETA detenidos el domingo por la Guardia Civil en Arrasate, ingresara en la unidad de cuidados intensivos del Hospital Donostia con graves lesiones.

El juez decidió la apertura de diligencias tras conocer el parte médico emitido por el hospital donostiarra, según el cual Portu presenta una costilla rota, un derrame pleural, un “importante” enfisema subcutáneo, hinchazón producido por aire en el tejido pulmonar –desde la región cervical hasta la pelvis–, una hemorragia interna en el ojo izquierdo, así como “múltiples hematomas, erosiones y abrasiones” en las rodillas y los tobillos.

El ingreso del presunto miembro de ETA en el Hospital Donostia se produjo hacia las cuatro de la madrugada, 15 horas después de que fuera detenido, junto al también supuesto activista de la banda Martin Sarasola, en un control de la Guardia Civil en Arrasate (Guipúzcoa). Según el informe médico, Portu llegó al centro “caminando por su propio pie y consciente”, e indicó a los médicos que había sido “golpeado con puños y patadas en la cara, el tórax y el abdomen”.

La detención

La Guardia Civil niega torturas. Fuentes de este Cuerpo citadas por Efe aseguraron que las lesiones del presunto miembro de ETA se produjeron durante su arresto, cuando, según esta misma versión, los agentes tuvieron que reducirle porque opuso resistencia. A tenor de esta explicación, en el momento de la detención la Guardia Civil comunicó al juez de la Audiencia Nacional Juan del Olmo que habían tenido que emplear la fuerza para reducir a uno de los presuntos activistas, por lo que el magistrado delegó en un Juzgado de Guardia de San Sebastián para que ambos arrestados fueran examinados por un forense.

Registro por la noche

Esta versión, sin embargo, choca con el relato ofrecido ayer por vecinos de Lesaka (Navarra), localidad natal de Igor Portu y Martin Sarasola. Varias personas declararon que cuando ambos acudieron ya entrada la noche, conducidos por agentes de la Guardia Civil, para ser testigos del registro de sus respectivos domicilios, Portu “estaba bien”. Posteriormente, hacia las 2.30 horas, los dos arrestados fueron trasladados a la Comandancia de Marina, y ya a las 3.20 horas, pasaron la revisión ante el médico forense, que ordenó el traslado de Igor Portu al hospital tras comprobar las lesiones. Según fuentes de la investigación, antes de la revisión del facultativo, este detenido no había manifestado dolor alguno.

Por la tarde, más de 200 personas convocadas por Askatasuna, una organización de apoyo a los presos, se concentraron ante el Hospital Donostia para denunciar las “torturas” al presunto miembro de ETA. Lesaka aprobó en un pleno municipal una declaración para exigir el fin de la incomunicación de los detenidos.

Noticias Relacionadas