Archivo de Público
Sábado, 13 de Noviembre de 2010

"Americanos, les recibimos con alegría"

Algunos de los momentos más recordados en las películas del genial cineasta

PUBLICO.ES ·13/11/2010 - 11:44h

"Como alcalde vuestro que soy..."



Bienvenido, Mister Marsall (1953). Un pequeño pueblo español, Villar del Río, se engalana para recibir la presunta visita de representantes de Estados Unidos, en pleno plan de ayuda al desarrollo tras la Segunda Guerra Mundial. Una ácida crítica a la España de los años cincuenta.

Garrote vil



El verdugo (1963).  El amor entre un empleado de funeraria y la hija de un verdugo dan pié a Berlanga a criticar a partes iguales el Franquismo y la pena de muerte con su característico estilo tragicómico.

"Al final me quedo sin motocarro"


Plácido (1961). Una genial crítica a la hipocresía de la falsa caridad para limpiar las conciencias burguesas. Un pequeño pueblo, otra vez, acoge una gala para que los acomodados sienten "un pobre en su mesa". Una gala patrocinada por Ollas Cocinex, retransmitida por radio, donde cada pobre es un trofeo del que presumir.

"Les quitamos la vaquilla y les jodemos la fiesta"


La Vaquilla (1985).Una visión esperpéntica de la Guerra Civil española. Varios soldados republicanos se infiltran en un pueblo en manos del bando sublevado para raptar la vaquilla con la que pretenden celebrar una novillada.