Martes, 8 de Enero de 2008

Hospitalizan al presunto etarra Portu con lesiones que atribuyen a su arresto

EFE ·08/01/2008 - 08:11h

EFE - El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, durante la rueda de prensa ayer en la sede del Ministerio.

Igor Portu Juanena, uno de los dos presuntos miembros de ETA detenidos el domingo en Arrasate (Guipúzcoa), permanece ingresado en la UCI de un hospital donostiarra con una costilla rota, derrame pleural y numerosas contusiones que, según fuentes oficiales, se deben a la resistencia que opuso durante su arresto.

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha asegurado en una rueda de prensa que tanto Igor Portu como el presunto etarra arrestado junto a él, Martín Sarasola, sufren lesiones que son fruto del uso de la fuerza reglamentaria que tuvo que emplear la Guardia Civil, que cumplió "escrupulosamente" la legislación.

Ha adelantado que, como consecuencia de la detención de ambos, la Guardia Civil ha localizado un zulo con detonadores y componentes para fabricar explosivos y que en los tres registros que siguieron a las detenciones se han intervenido ordenadores y material que hace sospechar que los detenidos "no actuaban solos", por lo que señala que "la operación sigue abierta".

Respecto a las lesiones que presenta Igor Portu, el ministro ha precisado que cuando los agentes pidieron a los presuntos etarras que mostraran el contenido de sus mochilas, éstos huyeron y, en ese momento, los miembros de la Guardia Civil les persiguieron, se abalanzaron sobre ellos y se produjo el forcejeo que provocó las lesiones.

Sin embargo, a la vista del informe emitido por el Hospital Donostia, en el que se encuentra ingresado Igor Portu, el juzgado de guardia de San Sebastián ha abierto una investigación por las lesiones que presenta el detenido.

Este informe detalla que el presunto miembro de ETA tiene una costilla rota, numerosas contusiones, derrame pleural y un importante enfisema subcutáneo que va desde la región cervical hasta la pelvis, además de hematomas en el tórax, en el ojo izquierdo y en rodillas y tobillos.

El Informe de Urgencias indica asimismo que Igor Portu, de 30 años, ha ingresado en el hospital a las 3:55 horas de esta madrugada y ha llegado "caminando por su propio pie y consciente".

El paciente ha dicho a los médicos que había sido golpeado "con puños y patadas en la cara, tórax, abdomen y extremidades inferiores".

Según han precisado a Efe fuentes jurídicas, en el momento de la detención, la Guardia Civil comunicó al juez de guardia de la Audiencia Nacional, Juan del Olmo, que habían tenido que emplear la fuerza para reducir a los detenidos, por lo que el magistrado delegó en el Juzgado de Guardia de San Sebastián para que ambos arrestados fueran examinados por un forense.

Fue en ese reconocimiento cuando el médico forense se percató de que Portu Juanena tenía una lesión en el costado y determinó su ingreso en el hospital.

Fuentes oficiales explicaron que tras su detención en Arrasate, Portu Juanena fue llevado a los calabozos y allí permaneció hasta que fue conducido a su domicilio en Lesaka (Navarra) para que estuviera presente en el registro que efectuó la Guardia Civil en su domicilio ya de madrugada.

Las mismas fuentes indicaron que Portu Juanena colaboró y participó con la Guardia Civil en la inspección a su casa sin mostrar ninguna oposición y sin quejarse en ningún momento por algún tipo de lesión.

Portu Juanena, presunto miembro "legal" de ETA (no fichado por la Policía), fue arrestado junto a Martín Sarasola durante un dispositivo de control establecido por los GAR, los Grupos de Acción Rural de la Guardia Civil.

Al ser arrestados, los dos presuntos etarras llevaban en sus mochilas dos revólveres envueltos en plástico, de los robados en un almacén de Francia, algo que según ha indicado el ministro Rubalcaba, hace suponer que, o bien acababan de ser desenterrados de un zulo, o bien les habían sido entregados pocas horas antes.

Distintos partidos vascos y navarros como EA, EB Aralar, Nafarroa Bai y Batasuna, así como el sindicato ELA han pedido que se esclarezca lo ocurrido, se explique si el arrestado ha sido torturado y, en ese caso, se depuren responsabilidades, al tiempo que el PNV ha pedido la comparecencia de Pérez Rubalcaba en el Congreso para aclarar lo sucedido.