Lunes, 7 de Enero de 2008

Repartidos por todo Madrid

Los estudiantes del colegio derrumbado se distribuyen en centros de Chamartín, Aluche y La Moraleja. Los alumnos de Infantil recibirán clase en aulas prefabricadas durante dos cursos

Marta Suárez ·07/01/2008 - 21:39h

Los alumnos de ESO y Bachiller del colegio Sagrado Corazón de Madrid serán los principales perjudicados por el cierre temporal del centro. A partir del próximo lunes se verán obligados a acudir al colegio público Miguel Hernández, situado a 19 kilómetros de su centro escolar, que el Ayuntamiento de Madrid decidió clausurar el pasado viernes de forma temporal.

El mayor problema lo tendrán los padres con hijos en distintos cursos, porque los alumnos del Sagrado Corazón se van a dividir en tres centros.

Aulas prefabricadas

Las Religiosas del Sagrado Corazón acogerán a los de Infantil en unas aulas prefabricadas a partir del lunes 14. Una solución que puede prolongarse hasta el curso 2009-2010 puesto que las clases de los más pequeños estaban en el edificio que fue desmontado la pasada semana y que ahora debe construirse de cero. Los alumnos de Primaria también volverán al colegio el próximo lunes, pero en su caso acudirán al Highlands, situado en el Soto de La Moraleja (en el municipio de Alcobendas).

Guillermo Maylín, superior provincial de los corazonistas, explicó a este periódico que el Highlands es un buen centro que está en condiciones "fenomenales" y que está más cerca que el colegio al que irán los alumnos de ESO y Bachiller. Estos últimos asistirán a partir del lunes al Miguel Hernández, el centro más distante del Sagrado Corazón. Su situación (a 19 kilómetros del colegio clausurado) no ha entusiasmado a los padres. El portavoz de los corazonistas explicó que habrá rutas escolares a disposición de los alumnos.

Los 70 estudiantes de segundo de Bachiller serán los únicos que no pierdan clase. Hoy acudirán de forma provisional a la sede de la Conferencia Española de Religiosos (CONFER). Una decisión motivada por la preparación del examen de Selectividad.

Rutas de hasta 29 km

Se da la circunstancia de que unos padres que tengan un hijo en Primaria y otro en ESO deberán recorrer más de 29 kilómetros para dejar a sus hijos en clase. El Sagrado Corazón asegura que el horario será flexible y que habrá rutas. Sin embargo, de momento existen otros problemas sin solución, como el de los alumnos que iban a casa al mediodía y que ahora deberán comer en los nuevos centros.

«Estamos bastante molestos con el centro»

 "Estamos bastante molestos por cómo ha procedido el colegio, pero aplaudimos sus últimas decisiones". Manuel Arroyo, padre de un alumno de Infantil y otra de cuarto de Primaria del Sagrado Corazón, está convencido de que sin la presión de algunos padres el centro habría abierto hoy las aulas que el Ayuntamiento decidió cerrar el pasado viernes por seguridad.

Aunque lamenta que la dirección quisiera abrir "como fuera", aprueba que haya buscado una alternativa más cercana al centro de Aluche. "Por lo menos está a una hora de ida y vuelta" para los alumnos de Primaria, explica.

Ahora la preocupación de Arroyo es cómo va a hacer para llevar a sus hijos a dos colegios distintos el día 14. El pequeño irá a las Religiosas del Sagrado Corazón, muy cerca del centro clausurado. Su otra hija, que en un principio iba a ir al Miguel Hernández, irá al final al Highlands, en La Moraleja, una opción que prefiere por "la cercanía, la seguridad de la zona" y porque en ese mismo centro están sus sobrinos.