Lunes, 7 de Enero de 2008

El corrimiento de la carga de nasas pudo causar el accidente de la "Sombrisa"

EFE ·07/01/2008 - 14:54h

EFE - Llegada a Vicedo de los cuerpos sin vida de los dos marineros de esta localidad lucense que se han ahogado hoy tras un "posible vuelco" de la embarcación en la que faenaban frente a la zona de la isla Coelleira.

Un corrimiento de la carga de nasas por un "pequeño golpe de mar" pudo ser la causa del accidente de la embarcación de artes menores "Sombrisa" que esta mañana le ha costado la vida al patrón y a un marinero de esta lancha con base en el puerto lucense de O Vicedo.

El delegado de Pesca, José Ramón Val, ha confirmado a Efe esta hipótesis, tras haber dialogado con alguno de los marineros que trabajaron en las tareas de rescate tras el accidente ocurrido en el lugar conocido como "O Carreiro da Coelleira", en aguas del Cantábrico.

La embarcación había salido sobre las 11:30 horas y media hora después ya se había consumado la tragedia, de la que ha alertado un marinero que trabajaba en la zona, lo que ha propiciado que se desplazaran al lugar el helicóptero Pesca II y una lancha de salvamento marítimo con base en Cariño.

Ninguno de los citados medios ha llegado a intervenir, porque al lugar ya habían llegado varias embarcaciones que faenaban en la zona y que se encontraron con los cadáveres de ambos marineros flotando y la embarcación siniestrada con la "quilla al sol", tal y como ha relatado uno de los marineros que ha intervenido en el rescate.

La "Sombrisa" había recogido las nasas, con las que se dedica a la captura del pulpo, para protegerlas del fuerte temporal que se vivió en la zona a lo largo de este fin de semana.

Esta mañana, ante el buen estado de las aguas del Cantábrico, optaron por reanudar la faena, pero no consiguieron llegar al destino de trabajo.

Un pequeño golpe de mar, ha explicado el delegado, pudo ser la causa del corrimiento de las nasas hacia un costado, lo que hizo "zozobrar" esta pequeña embarcación de artes menores.

Los cuerpos de los dos marineros han sido trasladados al hospital de la Costa de Burela para practicarles la autopsia, según ha explicado a Efe el alcalde de O Vicedo, Jesús Novo.

El alcalde ha manifestado que el patrón, Aquilino Calvo, de 57 años, casado y con hijos mayores, tenía planificada su jubilación para dentro de unos meses, en tanto que la otra víctima, José Yáñez "Perico", de 41 años, estaba soltero, aunque pretendía dar continuidad a su dilatada trayectoria como marinero.