Archivo de Público
Jueves, 11 de Noviembre de 2010

El pabellón de España en la Expo de Shanghai 2010 podría salvarse

Espera estar en la lista de los diez pabellones que no serán derribados

EFE ·11/11/2010 - 12:58h

EFE - Vista general del pabellón de España en la Exposición Universal de Shanghai, en la víspera de la clausura.

El pabellón de España en la Exposición Universal de Shanghai 2010, que el Gobierno lleva años pidiendo a China que se pueda quedar en la ciudad tras el evento que concluyó hace 11 días, parece un poco más cerca de conseguirlo, según se trasluce hoy de la prensa oficial del país.

Conforme a una información de la agencia Xinhua, el secretario general del Partido Comunista de China (PCCh) en Shanghai, la máxima autoridad política local, Yu Zhengsheng, anunció por primera vez oficialmente que, a pesar de que las regulaciones de la Expo indican que todos los pabellones serán destruidos tras el evento, habrá excepciones.

"De acuerdo con nuestro informe de candidatura (presentado y elegido en 2002 para organizar en la ciudad china la Expo de 2010), y según las normas de la Oficina Internacional de Exposiciones (BIE, en francés), todos los pabellones de la Expo serán desmantelados", señaló Yu.

Sin embargo, precisó, "si algunos países desean donar sus pabellones a los organizadores de la Expo, y si creemos que esos pabellones son merecedores de ser preservados, hablaremos sobre ello", explicó Yu, también subdirector del Comité Organizador del evento de este año, que recibió más de 73 millones de visitantes.

Diez pabellones se mantendrán en pie

En el portal oficial del Gobierno de Shanghai se detalla también este jueves que son diez los pabellones nacionales que "tienen la posibilidad" de quedarse en Shanghái, aunque Yu no reveló cuáles. El Gobierno de España ha solicitado formalmente a China en distintas ocasiones, desde años antes del evento, que su pabellón pudiera permanecer en el país.

En 2007, durante una visita oficial, la entonces vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, se lo pidió al alcalde de Shanghái, Han Zheng, que respondió prometiéndole a España un lugar destacado en el recinto, lo que cumplió, ya que el pabellón se ubicó a los pies del enorme Gran Puente Lupu junto al río Huangpu.

Desde entonces, se barajó la posibilidad de que se propusiera la utilización del pabellón, que finalmente recibió más de siete millones de visitantes, para albergar un museo sobre Iberoamérica en Shanghái, aunque hasta hoy no se ha vuelto a anunciar nada oficial en ese sentido.

En la víspera de la clausura de la Expo, el pasado 30 de octubre, la comisaria del pabellón español, María Tena, reconoció a que "estamos intentando ahorrarnos el desmontaje y que la fuerza que tiene este pabellón se quede en China", aunque aseguró que no se sabrá nada al respecto en los próximos días.

El 'Cesto de Mimbre' cerró su participación en la Expo superando los siete millones de visitantes durante los seis meses que duró la exposición.

Sí se quedará seguro en Shanghái, en un Museo de la Expo que abrirá sus puertas en 2012, el icónico "Miguelín", un bebé gigante robotizado, ideado por la cineasta Isabel Coixet para simbolizar una visión española del futuro de las ciudades, y que fue cedido el 25 de octubre por la vicepresidenta segunda del Gobierno, Elena Salgado.

En principio, sólo cinco estructuras fueron creadas para permanecer tras el evento: el Centro de la Expo, el Pabellón Temático, el Centro de la Cultura de la Expo, el Bulevar de la Expo y el pabellón de China, este último llamado a convertirse en una nueva seña de identidad de la capital económica del país asiático.