Lunes, 7 de Enero de 2008

Córtate

El estilismo invernal apuesta por el caos con una máxima común e inquebrantable: el tijeretazo

ISABEL REPISO ·07/01/2008 - 21:07h

Año nuevo, vida nueva, según el refranero popular y echar mano de un cambio de look puede ser un buen comienzo. Los estilistas lo saben y apuestan por el tijeretazo para lo que queda de invierno.

“El cabello se rebela contra la norma y el orden, creando asimetrías, volúmenes, dentados, ondas rectas, puntas activas y formas inimaginables”. Este es el concepto invernal que propone Llongueras, pensado sobre todo para urbanitas y amantes de los cortes personales. En cuanto a los colores “se notan vivos, cambiantes y cálidos”.

Desde la marca Jean Louis David, el director artístico Frank Pérez indica que hoy la tendencia es el caos. “Hay tantas inspiraciones, formas y larguras que cada cual se apropia de lo que quiere y crea el estilo que le vaya bien”. Pero a pesar de esta variedad sí parece haber una máxima común: la búsqueda de la exclusividad. “Mediante un corte de pelo, el cliente busca reforzar su carácter”, sostiene Pérez. Además, cada vez más gente se preocupa por la salud de su cabello. Se trata de un punto sobre el que el cliente “no transige”, manifiesta el estilista.

Color rey

En lo referente a la paleta de colores, Max Laffite, responsable técnico y peluquero de la casa gala, aclara que el rubio sigue siendo la tendencia más demandada. “Es la referencia del glamour en toda su variedad (platino, ceniza, veneciano, californiano), siempre que el resultado resulte natural”, agrega. Pérez estima que actualmente “más del 45% de las mujeres recurre regularmente a las coloraciones de peluquería”. Quizá por ello el abanico de posibilidades cromáticas y las técnicas empleadas son cada cada vez más numerosas: aplicación de tinte con peine, pincel, velo, en teclas de piano o crêpage.

Las propuestas de Vidal Sassoon para este invierno se agrupan en tres estilos: Neon Blitz, Chic Sauvage y Roxy, la línea más juvenil. La cadena londinense muestra a un hombre cuidadamente despeinado y a una mujer moderna, que navega entre cortes rectos  de color uniforme y looks asimétricos de múltiples tonos.

La moda de verano asoma

Las propuestas de la temporada primavera/verano 2008 ya han asomado a los estudios de estilismo. En Jean Louis David,  el castaño marcará tendencia en looks de todas las larguras que tendrán como tónica general degradados, en lo que se refiere al color, y desfilados, en lo que respecta al corte.


Los años 20 volverán con ondulados de puntas tiesas “para no parecer fijos”, desvela Laffitte. La firma gala también apuesta por volúmenes muy cortos en la nuca (reminiscencia de los 60) y looks indies desfilados en la mandíbula. Para las amantes del pelo largo, el estudio francés presenta una vuelta a los 80, con melenas revueltas o tipo Ángeles de Charlie; lisas y con las puntas inferiores peinadas hacia el interior. ¿Y para ellos? El corte twister. Huracanes a la vista y ¡sálvese quien pueda!