Lunes, 7 de Enero de 2008

Un rastro de cadáveres apunta al naufragio de una patera en Cádiz

RAÚL BOCANEGRA ·07/01/2008 - 20:33h

Una zodiac de siete metros de eslora que ocupaban al menos diez inmigrantes magrebíes arribó el pasado 31 de diciembre a la costa gaditana. Y el dos de enero se descubrió el cadáver de un joven de apariencia magrebí y unos 20 años que flotaba en aguas cercanas a la playa de Zahora (Barbate). El 3 de enero el mar escupió otro cuerpo en Caños de Meca (Barbate) y luego se hallaron otros cuatro. En total, hasta ahora, cinco de hombres y uno de mujer, de entre 20 y 35 años y de fisonomía magrebí, según la Guardia Civil.

¿Qué sucedió? El misterio sigue abierto. La Guardia Civil, que no descarta la aparición de más muertos, trabaja con dos hipótesis. Una, de más peso, que en la zodiac de nochevieja viajaran más de los diez inmigrantes hasta ahora detenidos y ésta zozobrase por uno o más golpes de mar tirando al agua a varios ocupantes. Aunque los inmigrantes no contaron que nadie hubiera caído al agua durante la travesía, uno de ellos sí relató que alcanzó la costa a nado. En una zodiac de siete metros de eslora caben más de diez personas –las pateras suelen viajar atestadas–.

Los agentes tampoco descartan que otra patera se huindiese en el Estrecho en esas fechas. Sin embargo, no han localizado rastro alguno tras peinar la zona en helicóptero y en barco. No eran días para aventuras en el Estrecho. Lluvias y altas olas. El propio David Meca retrasó dos días el cruce a nado entre Tarifa y Ceuta.

Los muertos están a la espera de que se lleve a cabo la autopsia en el anatómico forense de Cádiz. La Guardia Civil aseguró que no presentaban signos de violencia y que, con toda seguridad, perecieron ahogados. En 2006 murieron, según la ONG Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA), 118 personas tratando de arribar a la costa andaluza y 1.167 a suelo español. Ayer, un inmigrante que viajaba a Tenerife con 56 compañeros tuvo que ser evacuado en helicóptero a un centro de salud. En 2003 fallecieron 37 personas al naufragar una patera en Rota (Cádiz). Fue la mayor tragedia en el Estrecho. El ayudante del patrón, que salvó la vida, fue condenado a 40 años de cárcel, la condena más abultada hasta hoy. Entonces, como ahora, los cadáveres llegaron poco a poco al litoral andaluz.

La ruta más corta

Entre la costa andaluza y la marroquí median 14 kilómetros en su punto más corto. Es la ruta más directa para llegar a España. En los últimos años debido a la implantación del SIVE (Sistema de Vigilancia Exterior) y a la mayor implicación de Marruecos en el control de su costa y de las mafias, el número de inmigrantes detenidos se había reducido progresivamente. De 9.800 en 2003 a 6.900 en 2006. Sin embargo, Andalucía Acoge y Pro Derechos Humanos, implantadas en la zona, alertaron ayer de que se podría producir una reactivación de esta ruta por tres razones. La implantación del SIVE y el despliegue de la agencia europea de fronteras en las Canarias; el mayor compromiso de  los países del área subsahariana (Mauritania, Senegal) contra la inmigración organizada por mafias, y la alta peligrosidad de las nuevas rutas,que se extienden desde Argelia hasta Alicante y Mallorca.

Las ONG consultadas (Andalucía Acoge, APDHA y Atime) por este periódico no habían recibido hasta ayer, como en otras ocasiones, llamadas de familiares desde Marruecos preguntando por el destino de sus hijos, hermanos, amigos, amantes.