Lunes, 7 de Enero de 2008

Metrovacesa: aguantar el tirón o cobrar el ‘gancho’

Los Sanahuja lanzan su oferta a 83,21 euros por acción pero si la inmobiliaria baja compensará irse y no esperar al dividendo

SUSANA R. ARENES ·07/01/2008 - 20:19h

Los pequeños inversores de Metrovacesa tienen una difícil decisión que tomar desde ayer: vender sus acciones a la familia Sanahuja, que ayer lanzó la prevista oferta de compra por el 100% de la inmobiliaria, o quedarse para cobrar el alto dividendo prometido. Los dueños de la compañía (tienen el 70,5%) ofrecen 83,21 euros por acción pero no quieren que los pequeños accionistas vendan en masa y, para ello, han prometido un dividendo especial de dos euros después de liquidarse la oferta pública de compra de acciones (opa).

Ahora, la empresa presidida por Román Sanahuja y dirigida por Jesús García de Ponga debe esperar la autorización de la Comisión Nacional del Mercado de Valores en los próximos siete días hábiles.

La opción de vender a los principales propietarios de Metrovacesa puede compensar a aquellos pequeños accionistas que lleven más de un año en el capital, apuntan los expertos. Hasta 2007, la empresa, como el resto de las inmobiliarias, subió como la espuma en bolsa por el boom inmobiliario, pero en doce meses, ha perdido un 36%. Si la acción baja más de dos euros en relación al precio ofrecido (83,21 euros), es decir, si cae por debajo de los 81 euros antes de que finalice el periodo para aceptar la oferta previsiblemente en marzo, el inversor logrará lo mismo vendiendo a los Sanahuja que si se queda para cobrar el dividendo de dos euros. Ayer, la acción cerró a 81,85, tan sólo 1,36 euros por debajo de la oferta.

El bache que sufren en bolsa todas las inmobiliarias por la crisis de financiación puede seguir en los próximos meses por el parón de ventas y el efecto contagio de los batacazos de Colonial o Astroc, avisan los expertos.

Sin embargo, como en toda inversión en bolsa, irse o aguantar en Metrovacesa depende del perfil del inversor. Para los más audaces, la alternativa de quedarse en la inmobiliaria significaría, primero, cobrar un dividendo poco habitual. En segundo lugar, para aquellos que hayan comprado acciones de la empresa en el último año supone poder esperar subidas tras el bache ya que habrían entrado a un precio barato.

100 millones para la familia

Los Sanahuja se benefician con el dividendo, ya que recibirán casi 100 millones por su 70,5%. La operación era obligatoria para la familia catalana tras el acuerdo al que llegó con el ex presidente Joaquín Rivero para segregar en dos la compañía el 20 de febrero de 2007. Tras la opa, los Sanahuja quieren reducir peso hasta el entorno del 51% con una oferta de suscripción de acciones que daría entrada a inversores institucionales.

Renta Corporación ganará un 30% menos por la crisis

La crisis también pasará factura a Renta Corporación. La inmobiliaria, que preside y controla en un 33,34% Luis Hernández de Cabanyes, admitió ayer en un comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores que ganará hasta un 30% menos en 2007, entre 33 y 35 millones, en comparación con 2006. Las ventas caerán hasta un 14%, entre 515 y 530 millones. Estos datos suponen una revisión a la baja de las previsiones que había realizado la inmobiliaria en la que es vicepresidenta la ex ministra Anna Birulés.

La empresa reconoce no ha podido cerrar operaciones de venta de edificios por la crisis de financiación que afecta al sector. Asimismo, la compañía asegura que sus préstamos no están ligados a la evolución en bolsa, como en el caso de accionistas de Colonial,y lo comunica por las continuas caídas del valor en los últimos días. Ayer Renta Corporación perdió un 9,9% y trató de alejar toda comparación con el desplome bursátil de Colonial al afirmar que ningún consejero ha estado vendiendo acciones.