Lunes, 7 de Enero de 2008

5,5 millones de electores se declaran indecisos

Según el Publiscopio, un 20% de los que dudan no sabe si votar al PSOE o al PP. Los socialistas tienen más posibilidades de captar probables abstencionistas. El 16% de los votantes no sabe aún si ir a votar o a quién apoyar. Su movilización de última hora puede determinar el resultado.

FERNANDO GAREA ·07/01/2008 - 19:58h

Público -

Un 16,1% de los electores se declara aún indeciso, es decir, asegura que todavía no sabe qué votará o si irá siquiera a las urnas el próximo 9 de marzo.

Este porcentaje se traduce en un total de 5,5 millones de votantes, lo que da idea de la importancia de la movilización de los que dudan. De hecho, en 2004, la alta participación que logró el PSOE a última hora provocó el vuelco electoral y la victoria de José Luis Rodríguez Zapatero.

La cifra sirve también para confirmar las dificultades para predecir el resultado final. Dicho de otra forma, los datos de la macroencuesta pueden indicar quién ganaría las elecciones en el momento preciso en el que se hace la encuesta, pero no indica con seguridad quién las va a ganar dos meses después.

Las predicciones quedarán confirmadas o superadas por la capacidad de arrastre final de cada partido. En principio, la encuesta muestra que el voto del PP está mucho más movilizado y tensionado, mientras que los socialistas necesitan agitar a sus potenciales votantes hasta el último día.
En 2004 la participación fue muy alta, del 75,6%, mientras que la del 2000, cuando el PP tuvo mayoría absoluta, fue del 68,7%.

Es decir, de la experiencia de otras citas electorales es una verdad indubitada que la mayor participación suele favorecer al PSOE. Por tanto, si se da por hecho que las campañas electorales tienen un efecto movilizador de los electorales, podría concluirse que favorecen a los socialistas.

Campaña movilizadora

Aplicado a la actualidad podría deducirse que la proximidad de las elecciones, la presencia en los medios de los actos electorales y, sobre todo, los debates cara a cara favorecen esa movilización.El Publiscopio está realizado con una estimación de participación intermedia, del 72% del electorado.

De los 5,5 millones de ciudadanos que no tienen decidido el voto aún, hay un 37,7% que directamente no responden ninguna duda, es decir, aseguran que no saben o no quieren contestar. Un 11% asegura que duda todavía si acudir o no a votar el 9 de marzo.

La mitad de los indecisos, unos 2,9 millones de electores, sí admite que tiene dudas entre distintos partidos o entre ir a votar y apoyar a una determinada opción política.De esos indecisos, el porcentaje más elevado es el de los que dudan entre apoyar a alguna de las dos grandes opciones, el PSOE y el PP. Este porcentaje llega hasta el 20,1% y serviría para desbaratar el argumento de quienes aseguran que es irrelevante el trasvase de votos entre las dos grandes opciones.

Entre Zapatero y Rajoy

Según el Publiscopio, hay más de medio millón de electores que dudan todavía entre votar a Zapatero o a Rajoy. Según como se distribuyera geográficamente ese porcentaje de voto, esos indecisos podrían decantar las elecciones y el color del futuro Gobierno.

De los posibles abstencionistas, el PSOE tiene más posibilidad de crecer porque hay un mayor porcentaje de indecisos que se debaten entre la abstención y los socialistas que entre no ir a votar y apoyar al PP.

También es ínfimo el porcentaje de los que dudan entre partidos nacionalistas y el PP, frente a un 4,6% que están entre esas formaciones y el PSOE. Igualmente, un 4,8% se plantea apoyar a IU o a los socialistas.

Noticias Relacionadas