Archivo de Público
Martes, 9 de Noviembre de 2010

FDA de EEUU apunta a mejorar seguridad de tomógrafos

Reuters ·09/11/2010 - 19:28h

Por Julie Steenhuysen

Para reducir los riesgos de los pacientes de exponerse a demasiada radiación al realizarse una tomografía, la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) quiere que los fabricantes añadan pautas de seguridad y eduquen sobre el uso de ese tipo de equipos.

Los cambios apuntan a prevenir los errores que, según la FDA, exponen a cientos de personas a niveles tóxicos de radiación.

"Los pacientes no deberían tener que preocuparse porque un dispositivo diseñado para el diagnóstico de una enfermedad los exponga a riesgos innecesarios", indicó el martes en un comunicado el doctor Jeffrey Shuren, director del Centro de Dispositivos y Salud Radiológica de la FDA.

Los tomógrafos computarizados emiten una dosis mucho mayor de radiación que las radiografías convencionales. Las dosis altas de radiación pueden causar quemaduras cutáneas, cataratas y, en casos extremos, cáncer y muerte.

La FDA ha estado investigando estados y centros en los que se produjeron casos de dosis excesivas de rayos X, así como también el uso del equipamiento en esas instalaciones.

La agencia estadounidense halló que cuando se usan correctamente, los tomógrafos no generan problemas, e indicó que es probable que el uso incorrecto de estos equipos genere exposición a dosis excesivas de rayos X.

Pero los equipos podrían fabricarse de manera más segura, señaló la FDA.

La agencia emitió sus recomendaciones en una carta fechada el 8 de noviembre enviada al grupo industrial denominado Alianza de Imágenes Médicas y Tecnología, o MITA.

La FDA aconsejó un cambio en las consolas para alertar al operador de una dosis de radiación elevada, la implementación de programas de entrenamiento adicionales, especialmente en las instalaciones que compran equipamiento usado para controles cerebrales, e instrucciones más claras sobre dosis adecuadas.

La FDA también pidió que toda la información relacionada con las dosis empleadas se recopile en una misma sección del manual del usuario para una referencia más sencilla.

MITA señaló que trabajó con la FDA el año pasado para despejar las preocupaciones de la agencia y agregó que está comprometida con la educación de los usuarios y trabajando en tecnologías para reducir los niveles de radiación.

La exposición a la radiación se volvió una preocupación central en octubre del 2009, después de que la FDA dijo que estaba investigando 206 casos de pacientes expuestos a dosis tóxicas de radiación durante la realización de tomografías computarizadas de cerebro en el Centro Médico Cedars-Sinai, en Los Angeles.