Lunes, 7 de Enero de 2008

Miles de personas aprovechan jornada festiva en la mitad del país para tirar de la tarjeta

EFE ·07/01/2008 - 08:11h

EFE - Menos existencias en prendas de abrigo, contención en el gasto y en el crecimiento de las ventas con respecto al año anterior protagonizarán, según consumidores y comerciantes, el primero y más importante periodo de rebajas del año.

Miles de ciudadanos han aprovechado la jornada festiva de hoy en la mitad del país, que coincide en numerosas comunidades con el primer día de las rebajas de invierno, para tirar de tarjeta y llenar sus armarios a mitad de precio.

Durante la pasada noche, los escaparates de los comercios de todo el país sustituyeron la decoración navideña propia de estas fechas por los carteles de rebajas, con reclamos de las bajadas de los precios en la mayor parte de sus cristales.

En Madrid, donde es festivo al trasladarse la jornada de Reyes de ayer, que cayó en domingo, todas las grandes superficies y muchos pequeños comercios no han dudado en abrir sus puertas.

Desde primera hora de la mañana, centenares de personas aguardaban a las puertas de sus comercios preferidos a que llegara la hora de apertura para hacerse, a precio de ganga, con los artículos que ya tenían en mente.

Aunque las comunidades de Madrid, Castilla-La Mancha y Aragón comenzaron de forma oficial las rebajas el pasado día 2, el resto han dado salida hoy a los tradicionales descuentos, que van del 30 al 50 por ciento, a la espera de las tan ansiadas "segundas rebajas".

Cada español gastará durante este periodo entre 260 euros, según los cálculos de la Confederación Española de Comercio, y 119 euros, de acuerdo con las estimaciones de la Federación de Usuarios y Consumidores Independientes.

Ello supondrá una facturación de unos 7.600 millones de euros para los 100.000 comercios españoles que harán rebajas, lo que significa el 15 por ciento de las ventas de todo el año.

Según ha declarado a Efe TV el director de El Corte Inglés de la calle Preciados-Callao, Pedro Mellizo Soto, alrededor de dos millones de personas visitarán hoy los centros que esta gran superficie tiene en toda España.

A primera hora de la mañana, algunos de los expectantes consumidores reconocían a las puertas de este establecimiento que las rebajas les incitan a comprar más de lo que tenían previsto.

"Siempre vienes por una cosa y te llevas mil", ha admitido un cliente, en la misma línea que otros: "Compras por impulso básicamente".

No obstante, algunas personas creen que este año está "más flojillo", mientras que otras han dicho que ya es una práctica habitual acercarse este día hasta ese centro comercial.

Un frutero de origen paquistaní que regenta un local en Valencia se ha sumado a la campaña invernal de rebajas y las anuncia desde su escaparate como nuevo reclamo a su oferta comercial, que ha bajado su precio en productos hortofrutícolas como la coliflor, ahora 70 céntimos más barata.

Babar Hussain es el dueño de una frutería situada en la calle de Alboraya, que desde que la semana pasada colocó el cartel de "rebajas" ha visto aumentar las ventas.

Colas a las puertas de los comercios han podido verse también en Zaragoza o en Santander, así como en numerosas ciudades andaluzas, a la espera de llevarse algún "chollo" a su casa, lo necesiten o no.