Martes, 2 de Octubre de 2007

El viceprimer ministro israelí valora el papel de España en el proceso de negociación

Agencia EFE ·02/10/2007 - 14:16h

Agencia EFE - El viceprimer ministro israelí y responsable de las conversaciones con los palestinos, Haim Ramon. EFE

El viceprimer ministro israelí y responsable de las conversaciones con los palestinos, Haim Ramon, valoró hoy el papel de España dentro de la UE en el apoyo necesario a las negociaciones iniciadas por Israel y el Gobierno palestino para conseguir un documento de acuerdo-marco.

"Necesitamos que la comunidad internacional apoye estos contactos y eso es lo que voy a trasmitir al ministro (Miguel Ángel) Moratinos", indicó Haim Ramon a un grupo de periodistas, poco antes de entrevistarse con el titular español de Asuntos Exteriores, y de la reunión que el primer ministro israelí, Ehud Olmert, y el presidente palestino, Mahmud Abás, mantendrán mañana en Jerusalén.

El viceprimer ministro israelí valoró especialmente el papel de España dentro de la UE para conseguir una posición común, así como su aportación económica para ayudar a los palestinos.

Ramon, que visita España para inaugurar oficialmente la Casa Sefarad, recientemente abierta en Madrid, mostró un cierto optimismo en el proceso emprendido por Olmert y Abás para intentar conseguir un acuerdo-marco destinado a servir de base para la reanudación de las negociaciones de paz.

Abás y Olmert tienen previsto reunirse el miércoles por sexta vez desde agosto pasado en un nuevo intento por conseguir un documento, que, de lograrse, será presentado en noviembre próximo en la conferencia regional de paz, que se celebrará en Estados Unidos convocada por el Gobierno norteamericano.

"Creo que ha llegado la hora, porque los dos bandos tienen claro que hay que llegar al final del conflicto, y se trata de ponerse de acuerdo en cómo llegar al acuerdo", señaló el responsable israelí de las conversaciones con los palestinos, quien resaltó que las dos partes están ahora de acuerdo en una solución de dos Estados.

En cuanto a la conferencia de noviembre, el viceprimer ministro israelí señaló que aún está por determinar quiénes serán los invitados.