Archivo de Público
Viernes, 5 de Noviembre de 2010

Estudio ofrece nuevos indicios para vacuna efectiva contra VIH

Reuters ·05/11/2010 - 17:44h

Por Julie Steenhuysen

Pequeñas diferencias en cinco aminoácidos en una proteína llamada HLA-B explicarían por qué ciertas personas resisten al virus de la inmunodeficiencia humana, informaron investigadores estadounidenses en un estudio que brinda nuevas pistas para crear una vacuna contra el sida.

Los resultados de la investigación fueron publicados en la revista Science.

"Por mucho tiempo hemos sabido que algunas personas avanzan extremadamente rápido cuando se infectan (con VIH) y otras pueden permanecer bien durante tres décadas y nunca requerir tratamiento y aún así lucir completamente bien", dijo el doctor Bruce Walker, autor del estudio.

"Pensamos que podíamos aplicar nuevas técnicas del proyecto del genoma humano para comprender qué bases genéticas tenía esto", añadió Walker, del Hospital General de Massachusetts y la Universidad de Harvard.

Alrededor de una de cada 300 personas infectadas con VIH puede suprimir el virus con su sistema inmune, y mantener así al virus en niveles extremadamente bajos.

El equipo analizó la configuración genética de casi 1.000 personas con esa capacidad y la comparó con el código genético de otros 2.600 pacientes infectados con VIH. Eso los ayudó a identificar unos 300 lugares diferentes en el mapa genético que estaban vinculados con el control inmunológico del VIH, todos en el cromosoma 6.

El equipo redujo esa gran cantidad a apenas cuatro cambios de una sola letra en el ADN, conocidos como SNP, todos relacionados con el sistema inmune.

"Realizamos un segundo estudio en el que observamos aminoácido por aminoácido en esa región", explicó Walker.

Los expertos hallaron que cinco aminoácidos en la proteína HLA-B se asociaban con diferencias en la capacidad de una persona de controlar el VIH.

Esa proteína es importante para ayudar al sistema inmune a detectar y destruir las células infectadas por un virus y Walker dijo que esas variaciones genéticas podrían hacer una gran diferencia en la habilidad de una persona de controlar el VIH.

Saber cómo una persona genera una respuesta inmune efectiva contra el VIH podría ser un paso importante a la hora de entender cómo crear una vacuna para luchar contra ese virus.

No se generó una vacuna aún, advirtió el autor, pero agregó que los resultados son alentadores.

"Tenemos una señal más clara de por qué las personas pueden sobrevivir al VIH y hemos obtenido más claridad en términos de la investigación que tenemos que hacer para llegar a donde tenemos que ir", expresó Walker.

Por el momento no existe una vacuna contra el virus de la inmunodeficiencia humana, o VIH, que provoca el sida.

Desde que la pandemia de sida se inició a comienzos de la década de 1980, casi 60 millones de personas se infectaron con VIH, muchas de ellas en Africa, y la condición ha causado la muerte de unos 25 millones de seres humanos.

En septiembre del 2009, científicos informaron el mayor avance hasta el momento sobre una vacuna experimental que demostró un efecto modesto y pareció disminuir la tasa de infección cerca de un 30 por ciento.

En julio, expertos estadounidenses hallaron anticuerpos que pueden proteger contra un amplio rango de virus del sida e indicaron que podrían usarlos en el diseño de una vacuna.