Archivo de Público
Jueves, 4 de Noviembre de 2010

Más fármacos no siempre garantizan mejor tratamiento: estudio

Reuters ·04/11/2010 - 13:29h

Por Maggie Fox

Gastar más dinero en fármacos no siempre se traduce en pacientes más sanos, informó un equipo de investigadores de Estados Unidos.

Y un segundo estudio reveló que cuando las aseguradoras oficiales limitan la cobertura de ciertos medicamentos, los médicos suelen no recetarlos innecesariamente.

Ambas investigaciones, publicadas en New England Journal of Medicine, sugieren que normas gubernamentales y quizás la reforma del sistema de salud podrían usarse para reducir los costos y mejorar la atención.

En uno de los estudios, Yuting Zhang, de la Escuela de Graduados en Salud Pública de la University of Pittsburgh, halló grandes variaciones en el gasto de médicos y hospitales en fármacos para el tratamiento de pacientes de la cobertura federal Medicare en todo el país.

Pero no hubo correlación entre ese gasto y la evolución de los pacientes.

"Esto contradice la idea de que un gasto alto mejora la indicación de medicamentos", declaró Zhang en un comunicado.

Con su equipo, la investigadora analizó los registros de 500.000 pacientes de Medicare, que es el plan de seguro de salud federal para los adultos mayores de Estados Unidos.

En las regiones con mayor gasto médico per cápita, los pacientes eran también más propensos a recibir recetas de los fármacos más riesgosos. "El aumento del gasto puede justificarse si es para remedios necesarios, adecuados y que mejoran la salud del paciente", agregó.

En junio, Commonwealth Fund, que promueve e investiga la reforma del sistema de salud, publicó que los estadounidenses gastan el doble en atención médica que los habitantes de otros países desarrollados -7.290 dólares por persona- pero reciben atención de menor calidad y eficiencia.

El presidente Barack Obama se había comprometido a reformar el sistema de salud de Estados Unidos, pero los opositores a la ley que promulgó en marzo afirman que no resuelve los problemas.

Los republicanos, que el martes obtuvieron el control de la Cámara de Representantes, prometieron modificar la reforma.

BAJAR COSTOS

Un segundo estudio demostró que cuando Medicare deja de pagar tanto por un fármaco que podría utilizarse inadecuadamente, los médicos tendían a recetarlo menos, pero más adecuadamente.

El equipo de Vahakn Shahinian, de la Escuela de Medicina de la University of Michigan, estudió un tratamiento hormonal para el cáncer de próstata de privación androgénica. La terapia frena la producción de testosterona, la hormona que "alimenta" a los tumores prostáticos.

Una ley del 2003 (Medicare Modernization Act) modificó las políticas de pago a los médicos por el uso de fármacos inyectables, incluida esta terapia hormonal.

Shahinian y sus colegas analizaron datos de 54.925 hombres tratados por cáncer de próstata entre el 2003 y el 2005. En este período, los reembolsos de la terapia hormonal bajaron de 356 a 176 dólares por dosis.

"La frecuencia de uso inapropiado de la terapia de privación androgénica disminuyó significativamente durante el estudio: del 38,7 por ciento en el 2003 al 25,7 por ciento en el 2005", publica el equipo.

"Hallamos que los médicos responden al reembolso, pero de manera beneficiosa para los pacientes. No tienden a reducir la atención necesaria, sino lo que es innecesario o inadecuado. Cada vez hay más conciencia de que esos tratamientos tienen más efectos adversos que lo que conocíamos", dijo Shahinian.

El doctor Paul Griner, de la University of Rochester, opinó que las escuelas de medicina deberían enseñar sobre costos y citar las estadísticas que demuestran que los test o los procedimientos innecesarios o inadecuados representan el 20 por ciento del gasto en salud.