Lunes, 7 de Enero de 2008

El presunto etarra Igor Portu tiene una costilla rota y perforación pulmonar

EFE ·07/01/2008 - 08:14h

EFE - Miembros de la Guardia Civil durante los registros que han iniciado esta noche en Lesaka (Navarra), en los domicilios de los dos presuntos etarras, Igor Portu Jaurarena y Martín Sarasola, detenidos en Arrasate (Guipúzcoa).

Igor Portu Juanena, el presunto miembro de ETA detenido ayer en Arrasate (Guipúzcoa) e ingresado hoy en el Hospital Donostia de San Sebastián tiene una costilla rota, numerosas contusiones, derrame pleural y un importante enfisema subcutáneo que va desde la región cervical hasta la pelvis.

Estas lesiones vienen recogidas en el Informe de Urgencias facilitado a la familia del detenido y que ha difundido la organización de apoyo a los presos de ETA, Askatasuna.

Según detalla este informe médico, Portu Juanena, quien se encuentra ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos del centro médico donostiarra, tiene fracturada la novena costilla, con un "importante neumotórax izquierdo, enfisema subcutáneo y derrame pleural izquierdo".

Precisa asimismo que sufre un "importante enfisema subcutáneo que se extiende desde el nivel cervical hasta la pelvis", así como "hematomas incipientes en la región costal bilateral" y un "hematoma periocular izquierdo con hemorragia subconjuntival".

El informe señala que el paciente llegó al hospital conducido por la Policía, "caminando por su propio pie y consciente", y dijo haber sido "golpeado con puños y patadas en la cara, el tórax y el abdomen".

El Hospital Donostia no ha facilitado detalle alguno sobre el estado de salud del detenido ya que el caso está "bajo secreto sumarial".

Askatasuna difundió a mediodía este informe médico e hizo público un comunicado en el que expresa su "preocupación" por el trato dado por la Guardia Civil a Igor Portu y por el que pudiera estar recibiendo Martín Sarasola, el otro presunto miembro "legal" (no fichado por la Policía) detenido ayer en Arrasate en un control los Grupos de Acción Rural de la Guardia Civil.

Tras su arresto ayer a mediodía, ambos fueron conducidos anoche a sus respectivos domicilios en la localidad navarra de Lesaka para estar presentes en los registros llevados a cabo en sus viviendas, que concluyeron esta madrugada.