Archivo de Público
Miércoles, 3 de Noviembre de 2010

ACV que ocurren el fin de semana son más fatales, pero ¿por qué?

Reuters ·03/11/2010 - 15:08h

Por Alison McCook

Otro estudio demuestra que los pacientes tratados el fin de semana por un accidente cerebrovascular (ACV) suelen evolucionar peor que los tratados durante la semana, aunque se desconocen los motivos.

Un equipo de Canadá halló que las personas que ingresaban al hospital los fines de semana tendían a sufrir ACV más graves que los que consultaban en la semana, quizás porque los que sienten síntomas más leves deciden esperar hasta el lunes o martes.

Pero tras aplicar herramientas estadísticas para eliminar el efecto de la gravedad del ACV en los resultados, la asociación se mantuvo: los pacientes atendidos el fin de semana eran un 12 por ciento más propensos a morir en los siguientes siete días que los que consultaban en la semana, sin importar la gravedad del infarto cerebral.

"La diferencia en la gravedad del ACV no explica la diferencia en los resultados", dijo el doctor Mat Reeves, epidemiólogo especializado en ACV de la Michigan State University, que no participó del estudio.

Entonces, ¿cuál es la explicación?

Existirían diferencias no intencionales en la calidad de la atención en la semana y el fin de semana, sugirió la autora del estudio, doctora Moira Kapral, del Hospital General de Toronto.

El equipo identificó algunos signos de una mejor atención durante el fin de semana, como el aumento del uso de fármacos para disolver coágulos, pero existirían más diferencias que no se pudieron medir.

"Por ejemplo, los hospitales tendrían menos personal o no tan experimentado durante los fines de semana", indicó. "Es difícil cuantificar la enfermería disponible en un momento dado", concedió Reeves.

Estudios previos habían demostrado un "efecto fin de semana" en los pacientes internados por un infarto, un coágulo en un pulmón, una ruptura en la arteria abdominal y ACV de todo tipo. Pero, para el ACV, los resultados no fueron consistentes.

En general, "me impresiona cómo cuántos estudios grandes y de buena calidad en muchos países revelan un efecto fin de semana pequeño pero significativo en el ACV", dijo Reeves.

En el nuevo estudio, el equipo de Kapral revisó datos de 20.657 personas hospitalizadas por ACV en 11 centros de Ontario entre el 2003 y el 2008.

En la revista Neurology, el equipo precisa que el 8 por ciento de los pacientes internados el fin de semana murieron en los siguientes siete días, comparado con el 7 por ciento de los pacientes tratados durante la semana.

Independientemente de la causa de esa diferencia, Kapral y Reeves coincidieron en que esta tendencia no debería hacer que las personas retrasen el tratamiento si sospechan que están sufriendo un ACV.

"Lo peor que podría hacer un paciente es esperar hasta el lunes. Hay muchos tratamientos para un ACV que deben administrarse de inmediato para ser efectivos", dijo Kapral.

Los síntomas de un ACV incluyen el adormecimiento o la debilidad súbita en la cara o una extremidad, confusión, dificultad para hablar o caminar, o dolor de cabeza repentino.

El accidente cerebrovascular es la tercera causa de muerte en Estados Unidos, después de la enfermedad cardíaca y el cáncer.

FUENTE: Neurology, 2 de noviembre del 2010