Archivo de Público
Martes, 2 de Noviembre de 2010

Nuevas guías contusiones EEUU complican regreso a campo de juego

Reuters ·02/11/2010 - 15:50h

Por Julie Steenhuysen

Las nuevas guías de la Academia Estadounidense de Neurología recomiendan que ningún atleta del país que sufrió una contusión regrese al campo de juego hasta que hayan desaparecido todos los síntomas.

Esto reemplaza el permiso de la normativa previa de retomar el juego un par de semanas después.

Las nuevas directivas, publicadas en la revista Neurology, estandarizan la atención de estas lesiones luego de que estudios publicados sugirieran que hasta un pequeño traumatismo en la cabeza puede afectar gravemente la salud cerebral.

"Ahora comprendemos que pueden existir resultados muy graves con dos golpes seguidos o varios golpes en el tiempo", dijo el doctor Jeffrey Kutcher, que preside la Sección de Neurología del Deporte de la academia.

"Hay evidencias de que esas lesiones son más significativas de lo pensado", agregó Kutcher, médico del equipo de fútbol de la University of Michigan.

El problema de las contusiones generó recientemente mucho debate en Estados Unidos por los golpes violentos entre los jugadores de la liga nacional de fútbol americano (NFL, por sus siglas en inglés).

La NFL tomó nuevas medidas de protección de los jugadores, mientras que los equipos deportivos de las universidades y las escuelas secundarias también recibieron más atención.

Kutcher impulsa una revisión de las guías de 1997 para el tratamiento de los atletas que sufren contusiones, pero el grupo acaba de difundir recomendaciones preliminares para proteger a los atletas.

Las guías anteriores dividían la gravedad de las contusiones según los síntomas que provocaban: náuseas, dolor de cabeza o pérdida de la conciencia o pasajera de la memoria. Los atletas con contusiones leves podían volver al campo de juego a la semana.

"Eso no nos permitía predecir la duración de la lesión", dijo Kutcher.

Las contusiones en atletas profesionales preocupan cada vez más. A principio de este mes, la NFL anunció que sancionaría a tres jugadores por dar golpes peligrosos, incluidos choques con los cascos, que violaban las normas de seguridad en el juego.

Eso fue después de una gran cantidad de evidencias de que las lesiones reiteradas en la cabeza dañan el cerebro y hasta causan pérdida temprana de la memoria y demencia.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos estiman que cada año se producen unos 3 millones de contusiones en el país. En el grupo de entre 15 y 24 años, los deportes son la segunda causa de traumatismos cerebrales después de los accidentes de tránsito.

Según las nuevas guías, los atletas que sufrieron una contusión deberán pasar por varios test para garantizar que el cerebro está completamente recuperado.

Kutcher advirtió que en los últimos años creció la cantidad de atletas víctimas de contusiones, en parte porque cada vez más personas practican deportes de contacto, los atletas jóvenes entrenan más agresivamente a edades más tempranas y los médicos diagnostican mejor esas lesiones, que, en el 90 por ciento de los casos, no causan desmayo.

No obstante, a menudo las contusiones no se informan ni se reconocen clínicamente.