Archivo de Público
Martes, 2 de Noviembre de 2010

Gobiernos deberían regular contenido de sal en alimentos:estudio

Reuters ·02/11/2010 - 13:53h

Los gobiernos deberían imponer controles al contenido en sal de los alimentos para combatir dolencias cardíacas, en lugar de dejar que los fabricantes de comida regulen esos niveles, según un estudio de investigadores de Australia.

Comer demasiada sal eleva la presión arterial y coloca a los ciudadanos en riesgo de sufrir ataques de corazón y otras dolencias crónicas que afectan a los recursos en salud pública.

"Si confiamos en las empresas para que reduzcan voluntariamente el contenido en sal, obtendremos algún beneficio, pero los beneficios de los recortes obligatorios serían 20 veces mayores", dijo Linda Cobiac, de la Escuela de Salud Poblacional de la University of Queensland.

En Australia, el 94 por ciento de los hombres y el 64 por ciento de las mujeres comen más sal de la recomendada, dijo, mientras que un trabajo reciente mostró que nueve de cada 10 estadounidenses ingieren demasiada sal.

"Cuando es algo tan excesivo, tiene sentido que el Gobierno tome medidas", dijo Cobiac. "Supone un ahorro de costes para el Gobierno a largo plazo reducir el contenido de sal en la comida", añadió.

El estudio, publicado el martes en Heart, una publicación médica británica, mostró que cuando las firmas de alimentos redujeron el contenido en sal, los índices de ataques al corazón cayeron aproximadamente un 1 por ciento, pero que cuando los gobiernos impusieron sus normas, esos niveles se desplomaron un 18 por ciento.

Confiar en que las personas ejerzan autodisciplina fue el método menos eficaz, y redujo las enfermedades cardíacas en apenas un 0,5 por ciento.