Lunes, 7 de Enero de 2008

Andalucía y Baleares siguen la estela de Cataluña en la gestión de tributos

EFE ·07/01/2008 - 11:19h

EFE - Imagen de archivo del presidente de la Generalitat José Montilla(i), acompañado del director de la Agencia Tributaria de Cataluña Josep Costa (d), durante la inauguración de sus instalaciones.

Los gobiernos de Andalucía y Baleares ya han iniciado la creación de agencias tributarias autonómicas siguiendo la estela de Cataluña, que el pasado martes inauguró su propio organismo para gestionar los impuestos.

Los nuevos estatutos autonómicos aprobados durante esta legislatura han servido a algunas comunidades para abrir una nueva vía en la gestión de los tributos, en colaboración con la administración estatal.

La agencia catalana echó a andar el pasado 2 de enero con una plantilla de 347 personas y con una previsión de recaudar 5.100 millones de euros en el presente año.

La posibilidad de crear este organismo fue uno de los asuntos que provocó más polémica durante la tramitación de la reforma estatutaria catalana y fue objeto de duras críticas por parte del PP.

Andalucía, Baleares y Aragón tomaron nota e incluyeron en sus reformas estatutarias artículos que facilitaban la creación de agencias tributarias.

Asimismo el nuevo Estatuto de Castilla y León establece que se podrá crear por ley de Cortes autonómicas un organismo con personalidad jurídica propia para la gestión, recaudación, liquidación, inspección y revisión de los tributos propios y cedidos.

También la reforma del Estatuto de la Comunidad Valenciana abre la puerta a la creación de un "Servicio Tributario" autonómico.

Ratificado el nuevo Estatuto andaluz, el Parlamento autonómico tramitó y aprobó el pasado 4 de diciembre -con los votos a favor del PSOE e IU- la ley que regula este órgano cuya finalidad es, entre otras, perseguir el fraude fiscal.

A la agencia andaluza le corresponderá la gestión, liquidación, recaudación e inspección de todos los tributos propios, así como, por delegación del Estado, de los tributos estatales totalmente cedidos a la Junta de Andalucía, según consta en la propia norma estatutaria.

Para el consejero andaluz de Economía y Hacienda, José Antonio Griñán, esta agencia es una "pieza esencial de la autonomía andaluza" y no supondrá que se dupliquen los trámites o se obligue a los ciudadanos a una doble exigencia por un mismo hecho imponible.

El Ejecutivo balear dio el viernes su visto bueno al proyecto de ley de la Agencia Tributaria, cuya tramitación se hará por la vía de urgencia a fin de que se apruebe en marzo y comience a funcionar a partir de enero del año que viene.

El presidente de Baleares, Francesc Antich, afirmó el día de la aprobación por parte del Consell de Govern que este organismo supone un "paso muy importante en el desarrollo de la última reforma del Estatuto", y persigue dar un mejor servicio a los ciudadanos y facilitar su relación con la administración regional.