Lunes, 7 de Enero de 2008

Saakashvili mantiene una ventaja que le permite ganar en la primera vuelta

EFE ·07/01/2008 - 09:26h

EFE - El candidato presidencial georgiano Mikhail Saakashvili saluda durante un acto político con sus seguidores en Tiflis.

El ex presidente de Georgia, Mijail Saakashvili, gana con más de la mitad de los votos en las elecciones anticipadas del sábado cuando se ha escrutado casi un 70 por ciento de los sufragios, informaron hoy las autoridades.

Tras contar los sufragios en 2.265 de las 3.512 mesas de votación, la Comisión Electoral Central (CEC) anunció que el líder georgiano obtenía un 51,71 por ciento de los votos, frente a un 25,38 por ciento de su principal rival, Leván Gachechiladze.

Los otros cinco candidatos presidenciales no llegan al 7 por ciento de los votos.

De esta forma, se mantiene la posibilidad de que Saakashvili, quien dimitió para presentarse a la reelección, gane ya en la primera vuelta, como vaticinó anoche el presidente de la CEC, Leván Tarjnishvili.

Según la legislación georgiana, para ganar en la primera vuelta un candidato necesita obtener el 50 por ciento más uno de los votos; en caso contrario, dentro de dos semanas debe celebrarse una segunda vuelta entre los dos aspirantes más votados.

La CEC admitió ayer que Gachechiladze se impone al ex presidente en la capital del país, lo que llevó a éste a proclamar su victoria durante una concentración pacífica celebrada en el centro de Tiflis para acusar a las autoridades de falsificar los resultados.

También otros candidatos de la oposición se negaron a reconocer los resultados, restaron legitimidad a los comicios o bien exigieron a la CEC que admita la necesidad de una segunda vuelta electoral en la que pudieran unirse en torno a Gachechiladze.

Los observadores internacionales validaron los comicios, al señalar que fueron democráticos y que las irregularidades detectadas no han influido en los resultados.

Estados Unidos, país del que Saakashvili es su principal aliado en el Cáucaso, también defendió la limpieza de los comicios y criticó a la oposición por no respetar los resultados oficiales y planear protestas.

La CEC informó de que, de haber una sola vuelta electoral, la investidura del presidente tendrá lugar el próximo día 20, y el partido de Saakashvili reveló que éste ya invitó a dicho acto al presidente polaco, Lech Kaczynski, quien lo llamó la víspera para felicitarle por su victoria sin esperar los resultados definitivos.

La oposición se tomó hoy una pausa con motivo de la Navidad ortodoxa, y el duelo dialéctico entre Saakashvili y Gachechiladze no fue óbice para que ambos asistieran anoche juntos a la misa navideña en la Iglesia de la Santa Trinidad de Tiflis a invitación expresa del Patriarca georgiano, el Catolicós Iliás II.

En declaraciones a la prensa el líder georgiano se mostró convencido de su victoria y aseguró que las elecciones celebradas el sábado marcan "un triple éxito de Georgia".

"Primero, las elecciones se celebraron de forma organizada y tranquila. Segundo, la comunidad internacional y los observadores dieron una alta valoración a los comicios y los declararon democráticos. Y tercero, es importante que hemos ganado", afirmó.

Saakashvili renunció al cargo para presentarse a la reelección bajo las presiones de la oposición, que le acusa de corrupción y autoritarismo, después de que la policía reprimiera duramente varias protestas en Tiflis a principios de noviembre pasado.