Domingo, 6 de Enero de 2008

Euskadi busca guardaespaldas en la UE

Los requisitos serán tener un título oficial expedido en la UE y dominar el español. Los profesionales creen que se tardará varios meses en incorporar los nuevos escoltas

GUILLERMO MALAINA ·06/01/2008 - 19:49h

Las empresas de seguridad privada dedicadas a proteger a personas amenazadas por ETA en Euskadi podrán contratar este año a escoltas formados en otros países de la Unión Europea, una posibilidad que hasta ahora limita la legislación española.

El sector se prepara para este profundo cambio en un momento especialmente delicado, tras haber quedado claro que se ha convertido en un objetivo de la organización terrorista con el atentado del pasado 9 de octubre, en Bilbao, contra el guardaespaldas Gabriel Ginés. ETA colocó en su vehículo una bomba lapa que a punto estuvo de acabar con su vida. Aquel ‘golpe' supuso una sacudida en toda regla para los 2.500 escoltas privados que protegen a políticos, jueces, empresarios y periodistas, entre otros colectivos, en el País Vasco y Navarra.

"Las empresas de seguridad se están forrando" 

El atentado casi coincidió en el tiempo con el inicio de esta reforma legal que abre las fronteras de España a los profesionales de este sector de los países de la UE, así como de los estados miembros del Acuerdo sobre el Espacio Económico Europeo -Islandia, Liechtenstein o Noruega-. Tan sólo una semana después, el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, presentaba ante el Congreso para su convalidación el real decreto que modifica la Ley de Seguridad Privada 23/1992.

Según fuentes del Ministerio de Interior, cumplido aquel trámite parlamentario, en noviembre y diciembre se ha trabajado en el desarrollo de un nuevo reglamento sobre la base de la Ley un reglamento.

Básicamente, el cambio normativo reduce, por un lado, las restricciones establecidas hasta ahora para constituir una empresa de seguridad, y por otro, revoca la exigencia de que los escoltas deban estar habilitados necesariamente por las autoridades españolas. Bastará con que los guardaespaldas de otros estados de la UE que deseen trabajar en España cumplan dos condiciones: en primer lugar, que posean la titulación expedida para ello en sus respectivos países, y en segundo lugar, que acrediten un dominio suficiente de la lengua española.

Esta apertura a la UE ha sembrado de incertidumbre a los profesionales del sector, que divergen a la hora de determinar cuándo se hará efectiva la incorporación definitiva de escoltas titulados en países de la UE.

Los tiempos de puesta en marcha

La Asociación Española de Escoltas (ASES) cree que el inicio de este proceso se dilatará, al menos, durante varios meses más. "Se tendrá que crear un sistema para homologar los títulos de otros países y certificar que los aspirantes dominan el idioma castellano. Todo esto necesitará mucho tiempo", afirma un portavoz de esta organización.

"Me dijeron que si quería un chaleco antibalas, me lo pagara", confiesa un escolta

Fuentes de este sector en Euskadi aseguran, por el contrario, que los guardaespaldas europeos "comenzarán a entrar ya en la rueda de acceso". "Que pueda haber una prueba de homologación para los títulos de otros países, como con los médicos u otros profesionales, bien, pero a partir de enero entrarán en la rueda de acceso", afirman.

El Gobierno se había negado hasta ahora a la apertura de este sector amparándose en la existencia de "imperiosas razones de interés general". Una de esas "razones" es el papel que juegan los vigilantes privados para reforzar la protección sobre personas amenazadas por ETA.

Según Interior, el hecho de que hayan tenido que transcurrir dos años desde la sentencia del Tribunal Europeo, en 2006, hasta su cumplimiento se explica por la necesidad de llevar a cabo toda la reforma sin que ésta supusiera un perjuicio para la seguridad de las personas protegidas.