Domingo, 6 de Enero de 2008

Software español hecho en India

Kynetia, un grupo español especializado en el desarrollo de programas y soluciones informáticas a medida, ha abierto una fábrica de software en India en la que cuenta ya con una plantilla de 22 trabajadores

DAVID ANGLÉS ·06/01/2008 - 19:14h

La ruta hacia la India sigue siendo vital para algunos emprendedores del siglo XXI, casi tanto como lo fue para los exploradores de hace 500 años. Kynetia, una empresa española de software especializada en el desarrollo de soluciones a la medida de sus clientes, ha abierto una fábrica de programas informáticos en la localidad india de Nodia. Allí cuentan con una plantilla de 22 trabajadores, que esperan duplicar a lo largo del año.

Aunque el nombre de Kynetia puede resultar desconocido, sus aplicaciones están por todas partes. Están detrás del sistema de alertas electrónicas de Caja Madrid, han desarrollado programas de atención médica a distancia para Roche, crearon la plataforma electrónica de contratación del bróker online Renta4 y la de la red de banca privada de Banco Urquijo. Entre sus clientes se encuentran grandes empresas de tecnología como Nokia, Siemens, Movistar o Panda Software.

En el negocio de Kynetia, el control de costes es fundamental. India ofrece la posibilidad de contar con mano de obra muy cualificada y, además, barata. Así, la empresa mantiene el cerebro y el corazón de la compañía en España, pero parte de su músculo ejecutor se traslada a Nodia.

Se trata de un camino que han seguido muchas empresas de distintos sectores. Para Kynetia, que compite con gigantes de su sector de todo el mundo, se trata de un paso estratégico. "La fábrica de India sirve de soporte a todos los desarrollos del grupo", explica Arturo Baldasano, subdirector general de Kynetia.

Origen
Kynetia nació en el año 2000, en plena efervescencia de las empresas puntocom. Fue fundada por un grupo de socios, que habían trabajado en la revista PCWorld y que vislumbraban todo el potencial que Internet desplegaba para el negocio del software. Entre sus primeros clientes estaba Terra, el portal de Telefónica.

Parecía que el crecimiento de estas empresas no tenía límite. Pero llegó el pinchazo de la burbuja tecnológica y, con él, tiempos muy difíciles para todo el sector. "Casi todos los competidores de nuestro sector, incluyendo los grandes, desaparecieron", recuerda Jorge Pascual, director general y socio fundador de la firma.

Desarrollo
El acierto de Kynetia fue incorporar clientes de sectores estables, poco vinculados al negocio tecnológico, como el financiero y el farmacéutico. Con ellos, la empresa pudo pasar el bache de los primeros años del nuevo siglo y se consolidó como un proveedor de soluciones de software para grandes empresas multinacionales.

"Uno de nuestros secretos es que, cuando diseñamos una solución informática para un cliente, intentamos aprovechar todos los sistemas con los que ya cuenta la empresa. No obligamos al cliente a desechar todas sus inversiones anteriores", explica Baldasano. Kynetia, que mantiene su sede central en Madrid, tiene presencia en Estados Unidos, Reino Unido, México y Suráfrica. Ahora, aprovechando el empuje de su fábrica de India, espera aumentar su facturación en un 20% este año y quiere que su plantilla llegue a las 500 personas en cuatro años.