Domingo, 6 de Enero de 2008

Jubilaciones: nueva vuelta de tuerca en Francia

En 2020, la meta para retirarse se fijará en 41,5 años cotizados

ADNRÉS PÉREZ ·06/01/2008 - 19:16h

El peor de los escenarios sobre jubilaciones previsto por los sindicatos franceses se está confirmando. El Gobierno ha hecho suyas, con las uvas todavía atragantadas, las conclusiones de un informe sobre orientación de las jubilaciones que preconiza retrasar, aún más de lo ya previsto, la edad de la jubilación. No sólo para los ferroviarios y otros beneficiarios de los llamados regímenes especiales, sino para la totalidad de los asalariados.

El informe, fechado el 29 de octubre pasado, no es más que uno de los muchos que edita el Consejo de Orientación de las Jubilaciones, un órgano paritario consultivo. Pero tiene la particularidad de ser tajante y sin matices: preconiza alargar progresivamente la duración de la carrera laboral de los asalariados, fijando la meta de 41,5 años de cotizaciones en 2020 como única forma de equilibrar los déficit en las cajas de pensiones.

Durante semanas, el texto había quedado en segundo plano, a causa de las huelgas que sacudieron Francia en otoño, en su mayoría dirigidas precisamente contra la reforma de los regímenes especiales de jubilación a los que se acogen casi 1,6 millones de franceses y sus respectivas familias.

Pero en plenas vacaciones de fin de año, con el presidente Nicolas Sarkozy de paseo por Egipto, el Ejecutivo dio su aval e incorporó las conclusiones de este texto a un informe remitido al Parlamento para servir de base a las negociaciones de 2008 sobre jubilaciones.

Enroque en la reforma

Con ese gesto, el ejecutivo confirma su intención de, no sólo reformar los regímenes especiales de pensiones para alargar la vida laboral y retrasar la edad de jubilación de los ferroviarios y otras profesiones específicas, sino de hacer lo propio con el conjunto de los asalariados franceses, tanto del sector público como del sector privado. El ejecutivo prosigue así su estrategia de intentar convencer a todo el mundo de que la única forma de cubrir los déficits y equilibrar las cuentas es alargar la carrera laboral de los franceses.

Con esa actitud, desoye otros informes del mismo Consejo de Orientación de las Jubilaciones, en los que los expertos destacan que sería posible equilibrar esos regímenes por otras vías. Entre ellas estaría el posible aumento de la tasa de empleo de los séniores -la edad media real de prejubilación de los franceses es a los 58 años, a causa de los despidos-, o cambiando la base de cálculo de las cotizaciones.

Más huelgas

Las centrales sindicales, que siguen manteniendo el pulso con el Gobierno en las negociaciones sobre los regímenes especiales de jubilación, reaccionaron inmediatamente ante el anuncio de la posición del Gobierno. "Este anuncio confirma un escenario temido: la reforma de los regímenes especiales es el preludio de una dilatación de los años de cotización para todos. Eso justifica una reacción unitaria y convergente de los asalariados del sector público y del sector privado", anunció el sindicato CGT en un comunicado. El mismo sindicato ha convocado una primera jornada de acción para el 22 de enero.