Domingo, 6 de Enero de 2008

La mitad del ahorro de los españoles se queda sin premio

El 46,8% del ahorro de las familias españolas está en cuentas sin remuneración

PÚBLICO.ES ·06/01/2008 - 19:10h

Los españoles ahorran más, pero colocan su dinero en el lugar equivocado. Según datos del Banco de España, el ahorro de las familias españolas creció hasta los 588.755 millones de euros al cierre de octubre, un 12,6% más que el registrado doce meses antes. Pero casi la mitad de todo ese dinero, el 46,8%, estaba depositado en libretas o cuentas corrientes que no ofrecen ningún tipo de rentabilidad.

Es más, la cuota media que cobran los bancos y cajas por el mantenimiento de las cuentas corrientes se ha encarecido un 8,2% en los dos últimos años, al pasar de 17,48 euros de diciembre de 2005 a 18,91 euros en diciembre de 2007. En el caso de las cuentas de ahorro, el encarecimiento ha sido del 7,7%, al pasar de 16,78 euros a cierre de 2005 a 18,07 euros el año pasado.

Aunque queda mucho camino por recorrer, se han registrado algunos avances. Los depósitos remunerados crecieron un 28,5% entre octubre de 2006 y octubre de 2007, gracias al gran esfuerzo comercial de bancos y cajas para captar el ahorro de sus clientes. Las ofertas de depósitos a plazo llegan a superar el 5% en algunos casos, lo que ha representado un atractivo irresistible para muchos ahorradores. Las entidades de crédito necesitan captar dinero para sanear sus balances y por eso compiten ofreciendo remuneraciones cada vez más elevadas. Los depósitos a un plazo inferior a los dos años, en los que se han concentrado las ofertas más destacadas de las entidades, han crecido un 49,6%, hasta alcanzar los 251.923 millones de euros.

Tarjetas más caras

El coste de tener una tarjeta de débito, la más utilizada por los españoles para retirar dinero o hacer sus compras, se ha disparado un 22% en dos años. En 2005, el mantenimiento de una tarjeta de débito suponía 11,21 euros, frente a los 13,71 euros del año pasado. Las comisiones por sacar dinero con tarjetas de débito tanto en España como en el extranjero también se han encarecido. En el caso de las tarjetas de crédito, su cuota anual se ha incrementado un 24% en dos años, hasta llegar a los 28,43 euros a cierre de 2007.

Aunque las campañas comerciales de varios bancos ofrecen comisiones cero, los datos del Banco de España revelan que los costes por transferencias o por ingreso de cheques han aumentado.