Lunes, 7 de Enero de 2008

Los trabajadores de la limpieza del Metro de Madrid desconvocan la huelga

El preacuerdo alcanzado ayer con los sindicatos fue ratificado en una asamblea. Los 70 trabajadores despedidos serán readmitidos y las tareas de limpieza ya han comenzado

AGENCIAS ·07/01/2008 - 07:05h

Los trabajadores de limpieza del Metro de Madrid aprobaron ayer por mayoría en asamblea finalizar la huelga indefinida que llevaban a cabo desde el pasado 17 de diciembre en demanda de mejoras económicas y sociales, según Francisco Canseco, miembro de UGT en el comité de huelga.

El fin de la protesta fue decidido en una asamblea de casi dos horas de duración celebrada en la sede de UGT de Madrid que, junto a los sindicatos CGT, USO, CNT, SUT, fueron los convocantes de estos paros, que han afectado a los 1.500 trabajdores del Servicio de Limpieza de Metro.

Los empleados han vuelto esta misma noche al trabajo y retirarán las toneladas de residuos y desperdicios que se acumulan en las instalaciones del suburbano madrileño.

A primera hora de la tarde los sindicatos UGT, CGT, CNT y USO llegaban a un preacuerdo con las empresas concesionarias del servicio -Valoriza, Clece, Eurolimp y Ferroser- que podría poner fin en las próximas horas a un conflicto que dura ya 21 días.  Ese preacuerdo incluía la readmisión de los 70 trabajadores que han sido despedidos durante la huelga, así como la unificación en salario, jornada y días de asuntos propios, de todos los trabajadores de la limpieza del Metro hasta el año 2011.

Readmisiones y contratos más estables 

Además, hasta ese mismo año, las empresas concesionarias se comprometen a mantener la estabilidad en el empleo de los trabajadores, a hacer 110 contratos fijos y a que no haya más de un 20 por ciento de contratos temporales. Se concede, asimismo, un plus de penosidad que asciende en total a 120 euros, y que se irá abonando paulatinamente en los próximos tres años.

Esta huelga de limpieza, convocada de forma indefinida, es la más larga de sus características que se ha producido en toda la historia del Metro Madrid y, como consecuencia de ella, las instalaciones se han llenado de residuos y desperdicios que presuntamente fueron depositados por algunos empleados.

Una huelga con muchos incidentes 

A lo largo de estos 21 días, Metro ha denunciado más de 500 actos vandálicos de este tipo ante la Policía, que ha identificado a 22 personas. Las denuncias iban acompañadas de grabaciones obtenidas por las cámaras de seguridad, en las que se puede comprobar cómo algunas personas vacían bolsas de basura en los andenes, vuelcan grasa y aceite en el suelo e inutilizan con silicona las cerraduras de los cuartos donde se guardan los utensilios de limpieza.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, anunció en el último Consejo de Gobierno de 2007 que rescindiría definitivamente los contratos a las empresas concesionarias, en vista de la situación de insalubridad que presenta el Metro madrileño, y que se convocaría un nuevo concurso para adjudicar estos servicios.

La huelga perseguía la equiparación salarial de los 1.500 limpiadores del Metro, independientemente de su tipo de contrato, categoría profesional o antigüedad, además de otras mejoras laborales.