Domingo, 6 de Enero de 2008

83-68. Capitol comerá el roscón de Reyes pensando en la Copa del Rey

EFE ·06/01/2008 - 15:34h

EFE - El alero del Grupo Capitol Valladolid Boddicker (d) trata de taponar al jugador del Polaris World Murcia, Fajardo (i), durante el partido de la 16ª jornada de la liga ACB, disputado esta mañana en el Polideportivo Pisuerga.

El Grupo Capitol comerá esta tarde el roscón de Reyes pensando en la Copa del Rey ya que, gracias a la cómoda victoria lograda ante el Polaris World Murcia, que apenas inquietó a los vallisoletanos, mantienen la esperanza de poder disputar la competición copera.

Los murcianos salieron con mucha intensidad a la cancha del Pisuerga e imprimieron un rápido ritmo de juego, aunque el cuadro local no tuvo demasiadas dificultades en adaptarse al mismo, puesto que Rodrigo San Miguel comandaba al equipo y supo aprovechar la situación para hacerse con el mando del partido.

La organización defensiva del Capitol permitió a los vallisoletanos lograr una primera renta de siete puntos (14-7) en el minuto 7, que obligó al técnico visitante, Manuel Hussein, a solicitar un tiempo muerto, el cual también aprovechó para realizar varios cambios, con el fin de frenar al conjunto local.

Pero la entrada en el Capitol de Boddicker trajo consigo una mayor ventaja para los de Imbroda, ya que su acierto en el tiro exterior -al que se sumó Joao Santos- hizo que aumentara dicha renta hasta llegar a los once puntos (22-11), que se mantendría hasta el final del primer cuarto (24-13).

En el segundo tiempo, los vallisoletanos apretaron el acelerador y, merced a la efectividad desde la línea de tres de Santos, que también realizó un gran trabajo en defensa, llegaron a alcanzar una ventaja de 18 puntos (33-15) en el minuto 13.

Pero la salida del alero portugués influyó de forma negativa en el equipo vallisoletano, que perdió el rumbo defensivo durante los siguientes minutos y los murcianos aprovecharon para recortar distancias y situarse a doce puntos (35-23), gracias al buen hacer de Fajardo bajo el tablero, que obligó a Javier Imbroda a solicitar un tiempo muerto para frenar la precipitación de sus jugadores.

Tras esos instantes de juego caótico en el Capitol, fue Yebra el que cogió el relevo de Santos en el lanzamiento exterior lo que, añadido al aumento de la concentración defensiva, permitió a los vallisoletanos llegar al descanso con una ventaja de trece puntos (46-33).

En la reanudación, el conjunto vallisoletano consiguió recuperar la máxima renta de 18 puntos (51-33), de nuevo gracias al buen hacer de Santos, pero las imprecisiones y la acumulación de personales frenó la progresión local y el cuadro pimentonero volvió a recuperar terreno (55-43) de la mano de Fajardo, que dominó el juego interior.

Pero los pupilos de Imbroda reaccionaron en los últimos minutos del tercer cuarto y, gracias a un buen trabajo de equipo, lograron ampliar la renta hasta los 16 puntos (63-47), para afrontar los últimos diez minutos con cierta tranquilidad.

De hecho, el Grupo Capitol continuó con la dinámica positiva y, a través del acierto exterior de Boddicker y a la conexión mostrada en la cancha por todos los jugadores, llegó a superar la que hasta entonces había sido la máxima renta y alcanzó los 22 puntos (75-53) en el minuto 35.

Ya con el trabajo hecho, el cuadro local se pudo permitir el lujo de bajar el nivel defensivo y algunos jugadores como Gavel o Hunter aparecieron en los últimos compases para acompañar a un extraordinario Fajardo cuyo trabajo, sin embargo, no sirvió para impedir que el Capitol se hiciera con su tercer triunfo consecutivo (83-68).

Ficha técnica:

83- Grupo Capitol (24+22+17+20): San Miguel (5), Pakamanis, Santos (14), Evtimov (6), Eley (13) -cinco inicial-, Boddicker (20), Gomis (8), Corrales (3), Yebra (14), Pavlidis y Nacho Rodríguez.

68- Polaris World Murcia (13+20+14+21): Thomas (3), Robles (2), Opacak (4), Fajardo (23), Triguero (7) -cinco inicial-, Hunter (11), Gavel (7), Risacher (2), Kammerichs (7) y Oscar García (2).

Arbitros: De la Maza, García González y Soto. No hubo eliminados.