Domingo, 6 de Enero de 2008

Familiares y amigos despiden al esquiador Íñigo Zurita en el cementerio de Los Arcos

EFE ·06/01/2008 - 08:28h

EFE - Familiares y amigos transportan el féretro con el cuerpo sin vida de Iñigo Zurita Goñi, uno de los tres esquiadores fallecidos el viernes en Formigal a causa de un alud, durante el entierro, en la localidad navarra de Los Arcos.

Íñigo Zurita Goñi, uno de los tres esquiadores muertos el viernes en Formigal sepultados por un alud, ha sido enterrado hoy en la localidad navarra de Los Arcos, hasta donde han acudido familiares y amigos del montañero vasco.

El funeral por Íñigo Zurita dio comienzo a las doce del mediodía en la Iglesia Santa María de Los Arcos, que se encontraba abarrotada de amigos y familiares que dieron su último adiós entre muestras de dolor al esquiador fallecido.

Tras la misa, oficiada por el párroco de la localidad, José Miguel Arellano, el féretro con los resto mortales del montañero ha sido trasladado a hombros hasta el cementerio próximo a la Iglesia, donde ha sido enterrado en el panteón familiar.

Entre los asistentes a los funerales se encontraba la consejera de Salud del Gobierno de Navarra, María Kutz.

Pese a que Íñigo Zurita nació en San Sebastián hace 37 años y vivió en Vitoria hasta cumplir la mayoría de edad, y actualmente residía en Madrid, junto a su esposa y sus tres hijos, la familia Zurita está muy vinculada con esta localidad situada en Tierra Estella.

Y es que la familia del montañero, un ejecutivo de la banca que actualmente trabajaba en Madrid, posee un caserío en el municipio cercano de Cábrega y en sus estancias en esta localidad, se desplazaban habitualmente a Los Arcos.

Íñigo Zurita, un experto esquiador y un usuario habitual de Formigal, fue sepultado por un alud de nieve junto con otro esquiador vasco, Daniel Osambela Echeverría, de 36 años, y al zaragozano Miguel Ángel Rodríguez, de 32, cuando descendía por una zona fuera de pista.