Domingo, 6 de Enero de 2008

Juan Carlos I recuerda a las dos últimas víctimas de ETA en la Pascua Militar

·06/01/2008 - 13:23h

Juan Carlos I ha recordado hoy en la celebración de la Pascua Militar a las víctimas del terrorismo, "una lacra abominable e inaceptable, que suscita nuestra más profunda repulsa y firme condena". El monarca ha presidido en el Palacio Real, junto a la reina Sofía de Grecia y los príncipes de Asturias, los actos de la Pascua Militar, a la que asisten representantes de los tres ejércitos y la Guardia Civil, así como cargos de las altas instituciones del Estado.

En su discurso, el rey ha recordado a los dos guardias civiles asesinados por ETA en Capbreton, ha dicho que el ejemplo de las víctimas "siempre permanecerá vivo en nuestros corazones " y les ha dedicado su "más sentido recuerdo, junto al mayor afecto, apoyo y solidaridad en el dolor a sus familiares y amigos".

El borbón, en su primer acto oficial tras cumplir ayer 70 años, también ha homenajeado a los militares que perdieron la vida en cumplimiento del deber y ha reafirmado su "especial orgullo de rey y jefe supremo de las Fuerzas Armadas" ante la labor diaria que desarrollan los soldados y guardias civiles.

 

En este principio de año, ha convocado a la familia militar a que, en el marco de las Constitución, reafirmen sus compromisos y renueven sus "ilusiones al servicio de España y de los españoles". También ha subrayado "el alto prestigio" de los ejércitos españoles en las operaciones de paz en el exterior -en las que han participado más de 70.000 militares desde 1989- y ha recalcado la "alta preparación" y "renovada motivación" que les permiten afrontar "con confianza" los riesgos y amenazas de hoy.

En sus palabras, ha recordado la visita que hizo en nochevieja a las tropas españolas en Afganistán, en la que, según ha indicado, pudo "constatar ese alto nivel de preparación y eficacia" de los militares que participan en la misión de las Naciones Unidas en ese país. El jefe del Estado ha manifestado que las Fuerzas Armadas y la Guardia Civil "preservan la seguridad y bienestar" de los ciudadanos, subrayando así su "innata y generosa vocación de servicio a una sociedad plenamente identificada con sus ejércitos".

"La identificación y participación solidaria de la sociedad en la defensa de los valores y principios que compartimos, constituyen un elemento clave en la conciencia de defensa nacional que alimenta nuestra vida en democracia y libertad", ha expresado.

Noticias Relacionadas