Martes, 2 de Octubre de 2007

Cinco imputados en relación con un atentado en el País Vasco francés

Agencia EFE ·02/10/2007 - 12:14h

Agencia EFE - Cinco imputados en relación con atentado en el País Vasco francés. EFE

Cinco de los quince detenidos el pasado día 24 en una operación contra presuntos radicales violentos en el País Vasco francés fueron imputados por asociación de malhechores con fines terroristas en relación con un atentado a un complejo hotelero en 2006 e ingresaron hoy en prisión preventiva de forma provisional.

Se trata del español Xabier Susperregui, portavoz del "colectivo de refugiados", y de los franceses Pantxo Flores, Mizel Barnetxe, Cedric Garay y Joan Bidart.

Fueron imputados por asociación de malhechores con fines terroristas, delito penado con hasta 10 años de cárcel, y por complicidad en destrucciones y degradaciones mediante explosivos, indicaron a Efe fuentes judiciales.

Los cinco ingresaron en prisión de forma provisional tras su procesamiento esta madrugada por las juezas antiterroristas Laurence Le Vert y Marie-Antoinette Houyvet, a la espera de comparecer el próximo jueves ante un magistrado de las libertades y la detención.

Ese magistrado deberá pronunciarse sobre el ingreso en prisión de los imputados pedido por la Fiscalía y las dos juezas instructoras.

La defensa fue la que pidió que el "debate contradictorio" de las partes ante ese magistrado se aplazara, en lugar de celebrarse, como suele pasar, inmediatamente después del procesamiento, agregaron las fuentes.

En los registros efectuados en la redada, la policía encontró once kilos de clorato, pesticida que puede servir para fabricar explosivos, así como un bidón de petróleo, 4.000 euros en efectivo, ordenadores y teléfonos móviles, así como documentación de Batasuna, Askatasuna y Segi, y propaganda de apoyo a ETA, indicaron entonces fuentes próximas a la investigación.

En un comunicado, la organización defensora de los presos etarras Askatasuna arremetió hoy contra las juezas instructoras a las que acusó de ordenar el ingreso en prisión de los cinco "a pesar de que no encontraron nada" en los registros "de película norteamericana".

Askatasuna denunció todo el asunto como "una mascarada" y convocó una concentración para esta tarde a Saint-Jean-Pied-de-Port, donde fueron arrestados casi todos los imputados.

Otros ocho detenidos en la operación fueron puestos en libertad la semana pasada, mientras que dos más, el presunto etarra Urtzi García Montero y el miembro de Segi prófugo de la Justicia española Gorka Betolaza, están encarcelados en Toulouse a la espera de que la Justicia se pronuncie sobre su entrega a España.

El Tribunal de Apelación de Pau (suroeste) ha programado una audiencia hoy para analizar sendas euro-órdenes contra ellos emitidas por la justicia española.

La redada del pasado día 24, en la que intervinieron más de 200 agentes en diversas localidades del País Vasco francés, era la mayor en varios años contra presuntos radicales violentos de la zona.

Se enmarcaba en la investigación judicial del atentado de junio de 2006 contra el complejo hotelero en Bidarray del famoso cocinero Alain Ducasse, quien posteriormente vendió su participación.

El atentado formaba parte de la campaña de acciones nacionalistas con artefactos incendiarios o explosivos contra objetivos esencialmente inmobiliarios y turísticos, muchas veces con el eslogan "El País Vasco no está en venta".