Domingo, 6 de Enero de 2008

Los piratas desembarcan en Palencia de la mano de una treintena de artistas

EFE ·06/01/2008 - 13:44h

EFE - La fotógrafa Rosa Alonso bromea ante una de sus imágenes que forman parte de una exposición sobre el modo de vida y la cultura de los piratas, hoy en Palencia.

Los piratas han desembarcado en Palencia y muestran en un singular abordaje su gran tesoro, la búsqueda de la libertad, bajo el prisma de veintiocho artistas relacionados con Palencia, que han utilizado las técnicas creativas más diversas y las exponen en la Fundación Díaz Caneja de la capital palentina.

La conocida "Canción del Pirata", de José de Espronceda, que versaba sobre barcos, tesoros y la libertad del corsario, da paso a "los Piratas Mesetarios" de Gregorio Antolín, un montaje de fotografías, vídeo digital y textos que alude a las dificultades con que se encuentran hoy los piratas de esta tierra, "expuestos al sistema y a sus viciosos tentáculos".

Unos piratas que, dice Antolín, se mueven por el mundo "sin rumbo, sin patrias, ni banderas" y que reivindican "el espíritu del Cojo Manteca, el delirio psicotrópico, la siesta sin fronteras y la jubilación infantil".

Óleo sobre lino, cera sobre papel, acrílico en telas y tablas, esculturas de cristal, metal y plástico, de tela, madera, hierro o barro, técnicas mixtas, fotografías, grabados,... cualquier expresión artística ha servido para que los piratas de hoy y los de ayer aten amarras en Palencia y nos permitan vislumbrar una parte de su gran tesoro: la libertad.

Los autores, comparten su pasión por el arte y su relación con Palencia: Félix de la Vega, Ángel Cuesta, Luis Rodríguez, Acacio Puig, Adolfo Revuelta, Luis Alonso, Fernando Zamora, María Rosa Alonso, Rubén del Valle o Narciso Maisterra, entre otros tantos que han hecho posible que embarquemos con piratas, corsarios y bucaneros para reinventar la libertad como forma de vida.

A estas propuestas creativas se suman los poemas y textos de Julián Alonso, Carmen Centeno, Jesús Aparicio, Marcelino García Velasco, Manuel Bores o Sara Tovar, y un sueño de Javier Villán, que imagina un barco con bandera pirata surcando las aguas de un Canal de Castilla más activo que nunca.

Una muestra multidisciplinar que hasta el próximo 20 de enero podrá visitarse en la Fundación Díaz Caneja de Palencia y que sucede en el tiempo a "Monstruos", una iniciativa de características parecidas, pero menos ambiciosa, que hace un año demostró a Julián Alonso y Ángel Cuesta, organizadores de aquella y de esta, que con la mezcla de artistas y disciplinas se puede conseguir con éxito algo unitario.