Domingo, 6 de Enero de 2008

Tener una tarjeta cuesta un 22% más que en 2005 y la cuenta corriente sube un 8,2%

EFE ·06/01/2008 - 12:22h

EFE - Tener una tarjeta cuesta un 22% más que en 2005 y la cuenta corriente sube un 8,2%.

Tener tarjeta de débito, la más utilizada por los ciudadanos para retirar dinero de los cajeros o pagar sus compras, cuesta un 22 por ciento más que en 2005, mientras que el coste de mantener una cuenta corriente se ha incrementado un 8,2 por ciento.

Así se desprende de los últimos datos publicados por el Banco de España sobre las comisiones que cobran los bancos y cajas por los servicios y productos más populares.

Según la fuente, la cuota anual que cobran las entidades financieras por una tarjeta de débito se ha elevado de los 11,21 euros en diciembre de 2005 a los 13,71 euros en el mismo mes de 2007.

Por su parte, la cuota anual de las tarjetas de crédito se ha incrementado en el mismo periodo en un 24 por ciento, hasta los 28,43 euros.

También han sufrido abultados incrementos las comisiones que cobran las entidades financieras por retirar dinero con tarjetas en los cajeros automáticos.

En el caso de las tarjetas de débito, la comisión por disponer de efectivo en cajeros automáticos de la misma red ha pasado del 0,60 al 1,04 por ciento, mientras que la correspondiente a cajeros de redes distintas ha subido del 3,64 al 3,75 por ciento y las de retiradas en el extranjero del 3,77 al 3,82 por ciento.

En lo que respecta a las tarjetas de crédito, la comisión por retirar dinero en cajeros de la entidad ha pasado del 2,75 al 2,80 por ciento en dos años.

Desde junio de 2005, las disposiciones de efectivo en cajeros de la misma red, distinta red y en el extranjero con tarjetas de crédito se mantienen estables en el 3,98, el 4,39 y el 4,41 por ciento, respectivamente.

Por otra parte, la cuota media por el mantenimiento de una cuenta corriente se ha encarecido en dos años un 8,2 por ciento, al pasar de los 17,48 euros de diciembre de 2005 a los 18,91 euros de diciembre de 2007.

También se ha incrementado el coste anual de una cuenta de ahorro, en concreto un 7,7 por ciento, ya que ha pasado de 16,78 a los 18,07 euros.

Según los datos del Banco de España, también se han encarecido las comisiones por servicios tan frecuentes como el ingreso de un cheque o la realización de una transferencia.

Así, la comisión por ingresar un cheque en la propia plaza ha pasado del 0,25 al 0,26 por ciento, mientras que si los cheques son de otra entidad el coste se mantiene en el 0,33 por ciento, tras haber bajado en 2006 al 0,32 por ciento.