Domingo, 6 de Enero de 2008

Viajes insólitos, solidarios y alternativos buscan un ocio diferente

EFE ·06/01/2008 - 12:24h

EFE - El perfil del viajero evoluciona. Los paquetes de "hotel y playa" o los "circuitos" tradicionales conviven ya con destinos tan insólitos como el espacio o los hoteles submarinos o de hielo, con el turismo solidario o de naturaleza, o con el de compras o belleza, que han reinado estas Navidades.

El perfil del viajero evoluciona. Los paquetes de "hotel y playa" o los "circuitos" tradicionales conviven ya con destinos tan insólitos como el espacio o los hoteles submarinos o de hielo, con el turismo solidario o de naturaleza, o con el de compras o belleza, que han reinado estas Navidades.

"La demanda de desplazamientos a Nueva York este año para comprar los regalos de Reyes ha sido espectacular", explica a EFE Ramón Buendía, gerente de la Unión de Agencias de Viajes (UNAV). "Y son muchos cientos, por no decir miles, los bonos en balnearios con distintos programas de belleza regalados por Navidad", comentó a EFE.

UNAV calcula que en un año se registran en España unos 100 millones de movimientos turísticos, y destaca de 2007 el auge del turismo de naturaleza en Chile, Argentina y Costa Rica, "hasta el punto de que hay más demanda que oferta actualmente", y del cultural a destinos emergentes como Vietnam, Camboya y Birmania.

El mayor poder adquisitivo de la población de entre 30 y 45 años, la disponibilidad para viajar de tantas personas prejubiladas, algunas a los cincuenta años,-el 70% de los turistas tiene más de 45 años- han favorecido el aumento de estos y otros destinos, en un momento de crecimiento económico "que apreciamos todos los días", dice Buendía.

En 2007 han experimentado un gran incremento los nuevos "viajes a medida" y un crecimiento importante los de aventura, explica a EFE el presidente de la Asociación Española de Agencias de Viajes (AEDAVE), José Manuel Maciñeiras, aunque opina que "la gran mayoría de los viajeros todavía no ha dado el paso adelante para incorporarse a este tipo de desplazamientos que van aumentando poco a poco".

Hay destinos "peculiares", "raros", pero es cierto que "algunos, especiales, tienen unos precios elevados y no están al alcance de todos los bolsillos", agrega Maciñeiras. "Hace un par de años -comenta- nadie podía imaginar las vacaciones espaciales, y hoy en día es un destino caro, pero ahí está".

Las agencias y tour operadores diversifican sus ofertas para dar cabida a la demanda de los 10,7 millones de españoles que salieron a al extranjero durante 2006, de los cuales 77% viajó a Europa y un 23% a otros países, según el Instituto de Estudios Turísticos.

Conocida es la intención del propietario de la Lotería La Bruxa D'Or de Sort (Lleida), Xavier Gabriel, de viajar al espacio a finales de 2008 en la nave VSS Enterprise, propiedad de la compañía aérea Virgin, desde el desierto de Mojave, en California, tras pagar más de 156.000 euros.

La misma compañía que acaba de ofertar la posibilidad de volar al corazón de una aurora boreal, desde la base sueca de Esrange.

"EN GRAVEDAD CERO NO ERES NADA"

Destinia.com ha acercado el espacio a los terrícolas ya que tiene la exclusiva en España de los vuelos espaciales que organiza la empresa Space Adventures.

Esta oferta, la estrella de Fitur 2007, llamó la atención de un millar de personas, que se han interesado a lo largo de 2007 por la propuesta, aunque tan sólo dos han dado el paso, informaron a EFE fuentes de la empresa. Uno de ellos, que quiere guardar el anonimato, se prepara ya para su aventura espacial.

La otra, Teresa Madrigal, de 30 años, directora comercial de banca, se embarcó el pasado mes de julio en Cabo Cañaveral con otros 30 pasajeros en un avión especialmente adaptado para experimentar las sensaciones de la gravedad de la Luna, la de Marte y la gravedad cero.

Es el más económico, 4.000 euros, del programa de vuelos que ofrece Destinia.com, que incluye por 80 millones de euros dos plazas para una Misión Circunlunar DSE-Alpha, en la nave Soyuz, pilotada por un astronauta ruso, cuyo lanzamiento está previsto para 2008.

"Las cosas son más sencillas de lo que parecen cuando piensas en unas vacaciones de este tipo", explica a EFE Teresa Madrigal, aunque añade que "hay que enviar muchos formularios, un certificado médico, autorizaciones médicas para tomar relajantes musculares, inscripciones larguísimas...".

La expedición comienza a las ocho de la mañana en Titusville (Cabo Cañaveral). Allí te dan el material (traje, calcetines, bolsa de deporte) y las instrucciones sobre lo que va a ocurrir dentro de la nave, un avión adaptado sin ventanas, con las paredes forradas de un material blando y con treinta asientos concentrados al final.

En un autobús te llevan a la zona de salida de despegue: "en ese momento estamos todos supernerviosos, en una zona restringida que no enseñan al resto de visitantes a Cabo Cañaveral", continúa.

Una vez situada sobre el Golfo de México, a una altura de 38.000 pies, la nave comienza a hacer 15 parábolas (subidas y caídas en picado cada veinte segundos) en gravedad cero, marciana y lunar. Se puede "flotar, saltar y volar de la misma forma que lo hacen los astronautas en órbita", comenta.

"En la primera parábola -explica la viajera-, sólo tuve palabras para decirle a mi compañera de asiento: espero que el piloto sepa lo que está haciendo. A partir de la segunda nos soltamos del asiento y empezamos a flotar con unas sensaciones indescriptibles", agrega.

En la simulación de la gravedad de Marte y de la Luna "flotas pero caes al suelo. En la gravedad cero, ya no caes, no eres nada, no eres dueño de nada de lo que te pase. Eres algo flotando".

Teresa Madrigal hace deportes como el paracaidismo o buceo pero asegura que "sentir que no eres dueño de tu cuerpo, sin resistencias a nada, no es comparable con nada".

AÑO SABATICO

Otra forma de ocio distinto, cada vez más demandada, es el voluntariado. Agencias especializadas ofrecen opciones variadas, pero en el último año ha surgido una empresa dedicada a organizar el ocio de aquellas personas que optan por hacer un paréntesis en sus vida y piden un año sabático.

Meritxel Morera, directora de Sabática, explica a EFE que tratan de "orientar a gente comprometida, que busca vivir otro entorno, reorientar su carrera profesional y disfrutar de una nueva experiencia que pueda ayudarle en el futuro".