Domingo, 6 de Enero de 2008

Los Reyes Magos llegaron con millones de juguetes... desde China

EFE ·06/01/2008 - 10:10h

EFE - Un niño observa unos juguetes en una tienda de Shanghai, China.

Los Reyes Magos llegaron un año más desde Oriente, pero de un oriente muy lejano, China, a juzgar por las cifras de exportación de juguetes en los 10 primeros meses de 2007 que, a pesar de los escándalos por toxicidad, aumentaron.

En los últimos años, China se ha convertido en la fábrica de los sueños infantiles, con un 60 por ciento de la producción de juguetes mundial (22.000 millones de unidades en 2006) concentrada en sus manufacturas cantonesas (sur del país).

Un sueño tornado este año en pesadillas; con niveles de plomo venenosos en accesorios para las Barbies e, incluso, sustancias alucinógenas en el juguete Aqua Dots que, sin embargo, no han frenado los motores de la locomotora china.

Entre enero y octubre de 2007 China exportó juguetes por valor de 7.070 millones de dólares (4.792 millones de euros), con un incremento del 20,1 por ciento con respecto al mismo periodo del año anterior.

A lo largo de 2007 la multinacional Mattel Inc. retiró más de 21 millones de juguetes fabricados en China alegando niveles tóxicos de plomo en su pintura, lo que desencadenó una serie de retenciones de estos y otros productos chinos en las aduanas de todo el mundo.

Pekín inició entonces una campaña para recuperar su imagen, revisó una a una sus plantas jugueteras y retiró licencias al menor defecto para llegar a la conclusión de que el porcentaje de productos nocivos era ínfimo.

La compañía estadounidense se disculpó con China en septiembre, tras reconocer que el 85 por ciento de las retiradas se debieron a "defectos de diseño" encargados por Mattel y no a sustancias tóxicas.

Fuentes de la aduana china señalaron hoy a la agencia de noticias Xinhua que el aumento de la exportación juguetera hasta octubre fue 13,9 puntos porcentuales superior al del mismo periodo de 2006, "y a pesar del hecho de que los productos 'made in China' han sido más o menos difamados por algunas retiradas".

El principal destinatario de estos juguetes fue Estados Unidos, con ventas de 3.060 millones de dólares en los diez primeros meses del año, lo que supone un incremento de un 13,3 por ciento.

Fue precisamente Washington el principal denunciante de la toxicidad de los juguetes y otros bienes fabricados en China, productos de bajo coste que, según el equipo del presidente George W. Bush, está costando millones de puestos de trabajo en EEUU y disparando su déficit comercial con el gigante asiático.

El déficit comercial para Estados Unidos en su intercambio con China podría llegar a la suma récord de 250.000 millones de dólares este año, según previsiones de Washington.

La Unión Europea (UE), que aunque menos agresiva en su actitud también retuvo y retiró productos chinos, fue el segundo destinatario de estos juguetes entre enero y octubre, con un valor de exportación de 1.720 millones de dólares (1.165 millones de euros), lo que supuso un aumento de un 29,9 por ciento.

El mercado estadounidense y el europeo absorbieron, según estos datos, un 67,6 por ciento del total de exportaciones de juguetes chinos.

Pero la región que registró un aumento más pronunciado de compras de juguetes chinos fue Latino América, con un incremento del 42,2 por ciento hasta los 390 millones de dólares hasta octubre.

"En 2007 el 'made in China' experimentó una crisis de pérdida de confianza sin precedentes disparada por las retiradas de Mattel, de EEUU, y seguido de otros incidentes con pasta dentífrica y alimentos. Las razones no fueron sólo de calidad, detrás de ellas hay disputas sobre estándares, barreras técnicas, proteccionismo y exageración de los medios de comunicación", explica hoy Xinhua.