Domingo, 6 de Enero de 2008

Montjuïc registra la segunda peor entrada de la temporada

EFE ·06/01/2008 - 00:44h

EFE - Los jugadores del RCD Espanyol Tamudo, Luis Garcia y Valdo (d a i) celebran el tercer gol marcado ante el Villarreal en el partido de Liga de futbol que ambos equipos han disputando en el Estadio Olimpico de Barcelona.

La hora del partido (22:00 horas), más que los supuestos problemas en los accesos, ha provocado que hoy se dieran cita en el Estadio Olímpico 14.100 espectadores para presenciar el encuentro entre Espanyol y Villarreal, la segunda peor entrada de la temporada.

Durante toda la semana se informó a los socios y aficionados que el uso de ciertas vías de acceso quedaría restringido debido a la tradicional cabalgata de Reyes, que transcurrió por el centro de la ciudad y aledaños.

De hecho, el club esperaba que los asistentes tuviesen algunos problemas para llegar al estadio y de ahí sus comunicados a lo largo de la semana, pero a la hora de la verdad apenas se han producido contratiempos relevantes, pues todo ha funcionado correctamente.

Los asistentes se han encontrado con algún problema, porque los accesos se han abierto más tarde por culpa de la cabalgata de Reyes que se celebró hoy en Barcelona. Por ejemplo, la calle del Foc, una de las principales vías de acceso, no se ha abierto hasta las 20:30 h.

Otro de los puntos calientes, la Avenida Miramar, se ha abierto a las cuatro de la tarde, mientras que la calle Lleida no se ha podido utilizar para acceder al estadio aunque sí a la finalización del encuentro. El Paseo Olímpico, por el contrario, permaneció operativo durante todo el día.

El club pidió en su día cambiar la fecha del partido al domingo para que los socios no se viesen afectados por las complicaciones circulatorias y, de paso, para que el estadio olímpico de Montjuïc registrase una buena entrada, aunque finalmente no lo consiguió.

La de hoy es la segunda peor entrada de esta temporada. El día del Levante sólo se dieron cita 10.900 espectadores, mientras que ante el Murcia, partido que se jugó en jueves, fueron 14.150 aficionados. Frente al Valladolid, en la primera jornada de Liga, hubo 16.225 seguidores.

La mala entrada, no obstante, no se debe a los presuntos problemas para acceder al estadio, sino que la explicación habría que buscarla en la tardía hora del partido y en el hecho de que mañana sea un día festivo.