Sábado, 5 de Enero de 2008

85-83. El Estudiantes renace de sus cenizas a costa del nuevo colista

EFE ·05/01/2008 - 21:09h

EFE - El alero francés del MMT-Estudiantes, Florent Pietrus, entra a canasta ante el ala pívot estadounidense del Begar León, Rick Hugues (abajo), durante el partido, correspondiente a la decimosexta jornada de Liga ACB, que ambos equipos disputan en el Telefónica Arena de la Casa de Campo de Madrid.

El MMT Estudiantes puede mirar al futuro con mayor optimismo ahora que antes de recibir al rival más directo en la lucha por la permanencia, el Grupo Begar León, y anotarse el triunfo por 85-83 gracias a un parcial de 13-3 en los últimos cuatro minutos de partido.

Un excelente partido del francés Laurent Pietrus y del italo-argentino Pancho Jasen, una fe inquebrantable y la debilidad ya crónica de los leoneses en los finales dieron un triunfo vital a los madrileños, que ya suman tres triunfos seguidos en casa.

El último y el penúltimo de la ACB empezaban el año con un compromiso importante para ambos y esa situación se dejó notar en el juego. Bajo esa presión todo es posible, incluso que el estadounidense Kevin Thompson cometa tres personales en cuatro minutos y tenga que enfilar el banco a las primeras de cambio.

El Estudiantes había salido con Sergio Sánchez muy metido en faena y con el ucraniano Vitaly Potapenko de nuevo erigido en bastión interior. La falta de Thompson, sin embargo, mando a pista a Rick Hughes, un hombre más rápido que su compañero que complicó las cosas al poste colegial.

Los errores en el lanzamiento, especialmente de dos puntos, marcó a los dos conjuntos hasta el descanso. El Estudiantes, además, también encontraba problemas para anotar desde los 6,25 metros (3/11). El León, sin embargo, cimentó su apuesta desde el arco (5/8). Por ahí, a través de los hombres exteriores, se hizo valer el equipo de Gustavo Aranzana.

Con el marcador muy ajustado en todo momento, alterado con pequeñas diferencias alternativas, Urko Otegui y el italiano Javier Bulfoni sostuvieron a la escuadra leonesa. Enfrente, Pietrus (doce puntos hasta el descanso con un solo error en el tiro -4/4 dobles, 1/2 triples y 1/1-) y Jasen inyectaron poder al bloque colegial, que cerró los primeros veinte minutos a tres puntos de los leoneses después de una canasta de Hashimu Evans (45-42).

El propio Evans abrió la anotación en el tercer cuarto en una acción de canasta con falta personal (42-48). El Estudiantes, pese a la reflexión del intermedio, seguía por debajo del nivel defensivo mostrado en los últimos encuentros. Y en esas surgió Hughes para abrir la mayor diferencia hasta entonces (44-51 m.22).

El Estudiantes paró la andanada por medio, otra vez, de Jasen y Pietrus, aunque el escolta hispano-argentino cometió la tercera personal. Apenas un minuto después, Evans sumaba la cuarta. Las personales iban cobrando peso en las posibilidades de ambos conjuntos (46-53 m.24), pero las complicaciones crecían más para los locales, que a los veinticinco minutos tuvieron que parar el partido con un tiempo muerto tras un acción de canasta y tiro libre de Hughes (46-56).

Cuatro triples visitantes, a cargo de Bulfoni, Urtasun por partida doble y Carles Marco, dejaron en anécdota el tiempo muerto colegial y el choque en manos del León (51-68 m.28). El panorama se tornaba sombrío para un equipo, el Estudiantes, que no está acostumbrado a manejarse en las situaciones límite de la lucha por la permanencia.

El empuje de Pietrus y de Jasen era insuficiente para levantar el vuelo estudiantil. Los triples, daban alas al combinado leonés (9/15 en treinta minutos). Con todo, el partido aún dejaba puertas abiertas para los madrileños porque Otegui, uno de los destacados de la tarde, se quedaba al borde de la eliminación -cuatro personales- a falta de un cuarto y los de casa luchaban contra su desgracia. Un triple de Gonzalo Martínez les otorgaba esperanza a falta del último periodo (65-73).

Los madrileños no olvidaban los reveses sufridos por la formación leonesa en el descuento de varios partidos. Un parcial de 7-2 en el arranque del cuarto final les devolvió otra vez a la pelea (72-75 m.34) y el León regresó a la línea de triples para acertar por medio de Nacho Yáñez sin olvidarse de su mejor referente ofensivo, Hughes, que anotó a continuación (72-80 m.36).

El León acariciaba el éxito, Jasen caía eliminado por faltas y todo parecía conjurarse contra los hombres del Ramiro de Maeztu. Pero el Estudiantes echó el alma, anotó un 13-3 y consiguió que la permanencia, después de dieciséis jornadas, esté un poco más cerca.

- Ficha técnica:

85 - MMT Estudiantes (21+21+23+20): Sánchez (3), Lorbek (-), Suárez (4), Pietrus (23), Potapenko (7) -cinco inicial-, Jasen (18), Young (12), Morandais (10), Torres (-) y Martínez (8).

83 - Grupo Begar León (21+24+28+10: Bernabé (-), Bulfoni (13), Hughes (18), Thompson (2), Evans (9) -cinco inicial-, Barnes (4), Otegui (12), Yáñez (7), Urtasun (13), Marco (5) y García (-).

Arbitros: Pérez Pizarro, Guirao y Muñoz. Excluyeron por personales a Jasen (m.36) y Young (m.38).