Sábado, 5 de Enero de 2008

Un crimen aún sin juzgar

El juicio podría desarrollarse a finales de este año

R.V. ·05/01/2008 - 20:08h

Monolito en memoria de Miguel Grima, el alcalde asesinado / MÓNICA PATXOT

Santiago Mainar, el supuesto asesino de Miguel Grima, reitera ahora una y otra vez su inocencia, a pesar de que reconoció ser el autor material del disparo que acabó con la vida de su adversario y rival. En el lugar del crimen, un monolito honra la memoria de la víctima, aunque el caso continúa abierto.

De hecho, la instrucción todavía no ha concluido. Aunque la Guardia Civil ve "perfectas, válidas y razonables" las pruebas aportadas contra Mainar, todavía quedan algunos interrogantes sin resolver. Por ejemplo, el arma homicida no ha aparecido. Además, el abogado de Mainar, sostiene que su cliente no pudo cometer el crimen porque es zurdo y tenía cataratas en su ojo izquierdo cuando ocurrieron los hechos.

Algo que no convence a los abogados de la acusación particular, que además exigen que sea un tribunal profesional el que enjuicie al presunto asesino, y no un jurado popular.

Pese a que todavía no hay fijada una fecha definitiva, la vista oral podría tener lugar entre junio y septiembre de este año en la Audiencia Provincial de Huesca.