Sábado, 5 de Enero de 2008

26 millones en anunciar coches y 2,2 en prevención de accidentes

Incluso las aseguradoras de coches gastaron más que el Estado en campañas de prevención.

Ana Tudela ·05/01/2008 - 18:52h

Si el gasto en publicidad por televisión está justificado, es decir, si la publicidad funciona, hay datos que provocan escalofríos. Mientras las empresas de automóviles gastaron en el mes de diciembre 26,4 millones en anunciar sus modelos, el dinero destinado a campañas de tráfico se quedó en el mismo periodo en 2,2 millones, según los datos de Infoadex. Difícil competir.

No es que los anuncios de coches lleven necesariamente adosado un mensaje de velocidad o riesgo, pero sigue siendo un mensaje recurrente. Destacaron los anuncios que tenían como protagonista un todoterreno, con un gasto total de ocho millones de euros seguido de cerca por los turismos de gama media, con 7,5 millones gastados.


Hasta los seguros del automóvil gastaron más en anuncios por televisión en diciembre que las campañas de prevención de accidentes de tráfico, alcanzando un total de 2,7 millones. Puestos a comparar, la alternativa a los accidentes en trayectos cortos, el transporte urbano, se publicitó tan sólo por importe de dos millones de euros.
El transporte por ferrocarril, alternativa al automóvil en trayectos largos, se dejó algo más en la competencia. El gasto en publicidad televisada fue de 3,6 millones.


Mejor no mezclar
En la mezcla se añade el gasto en publicidad de bebidas con alcohol, liderado por los 12 millones de euros en anuncios de cavas y los 7,9 millones destinados a promocionar licores en crema. Muy de lejos le siguen los 4,5 millones en anuncios de cervezas y los 4,3 en promoción de vinos, a los que se suma el millón para vodka, el millón para sidra y los 2,7 millones para publicitar otros licores. En total, la publicidad televisada en bebidas alcohólicas se elevó a 33,43 millones de euros.


Para contrastar tanto mensaje etílico, se destinaron 0,45 millones de euros (el 1,3% respecto a lo invertido en promocionar bebidas alcohólicas) en campañas contra el alcohol. Mejor paradas salieron, en cualquier caso, que las campañas antitabaco. Como fumar es algo que, en muchos lugares, sencillamente ya está prohibido, concienciar de sus perjuicios no mereció más gasto publicitario en televisión que 27.000 euros en el mes de diciembre. Quizás basten los propósitos de Año Nuevo.


En campanas de sanidad se gastaron 3,7 millones de euros, mientras que en campañas de consumo se emplearon 1,8 millones.

Noticias Relacionadas