Sábado, 5 de Enero de 2008

El Espanyol da un paso al frente

Los de Valverde superaron al Villarreal con rotundidad por 3-0 y se mantienen terceros, a un punto del Barça

AGENCIAS ·05/01/2008 - 18:40h

El Espanyol se consolida en la tercera posición de la Liga tras deshacerse de su inmediato perseguidor, el Villarreal, al que derrotó por 3-0 en la noche de Reyes, en un partido jugado a un grandísimo nivel por parte de la entidad barcelonesa, que selló su encuentro catorce consecutivo sin perder.

El Villarreal se plantó en Barcelona sin muchos de sus jugadores imprescindibles, con la idea de dar la sorpresa contra el Espanyol, aprovechar un tropiezo del Barça en Mallorca y dar el salto a la segunda plaza.

Pero el sueño levantino se diluyó casi con el arranque del partido. El Barcelona había ganado en Mallorca (2-0), con lo cual Espanyol y Villarreal ya no podía acceder a la segunda posición de la Liga, y, además, el conjunto que entrena Manuel Pellegrini se vio empequeñecido.

El Espanyol del primer tiempo fue lo más parecido a un vendaval futbolístico, con un juego subido de revoluciones y con gran acierto ante la meta rival. Buena culpa de ello fue gracias al carácter que imprimió Iván de la Peña, recuperado para este partido.

Los pericos encarrilaron pronto la victoria 

Las transiciones entre defensa y ataque a penas se tomaban un respiro en el centro del campo, donde los españolistas fueron claramente superiores. El Villarreal, ante este alud de fútbol, sólo entró en juego cuando el marcador ya le era adverso (2-0), aunque manifestando las mismas carencias de muchos minutos atrás; su defensa era un coladero.

Poco antes de llegarse al minuto 10, una buena triangulación entre De la Peña, Tamudo y Luis García, habilitó al delantero catalán, quien arrancó en solitario a unos treinta metros de la línea de gol visitantes y tras su rápida carrera batió por bajo a Diego Viera (1-0). Era el noveno gol de Tamudo en la Liga.

Antes de la buena acción del Espanyol, el chileno Mati Fernández había hilvanado una jugada en el área de Kameni, pero su centro no encontró rematador. Tras el tanto, el suramericano también intentó de falta directa sorprender al meta local, sin suerte.

Casi cumplido el cuarto de hora, Luis García ejecutó una falta directa, y el balón repelido por el travesaño lo conectó de forma acrobática Valdo, que significó el 2-0. Dadas tantas facilidades, el Espanyol volvió una y otra vez a la carga. Dos acciones claras del ariete españolista pudieron acabar en gol, pero Tamudo no encontró el acierto que sí tuvo en el minuto 36, cuando sólo debió empujar el balón al fondo de las mallas (3-0), tras peinarlo Valdo. Antes, tres españolistas habían sido incapaces de materializar un contragolpe en superioridad.

En el segundo tiempo, el recuerdo de la remontada del Zaragoza, después de que el Espanyol dominase 1-3 (3-3 al final) hace unas jornadas, planeó unos instantes dado el dominio intenso del Villarreal. Pero sólo hizo falta que Iván de la Peña entrase en juego para que Luis García y Tamudo volviesen a disponer de opciones en el área del Villarreal.

Pellegrini rompió en el minuto 65 el doble pivote en el centro del campo y relegó a Senna al banquillo para dar entrada a un jugador de vocación ofensiva, como es Santi Cazorla. La respuesta fue ineficaz. El Espanyol cerró bien en defensa y tapó con acierto las bandas; presionó lo justo en la medular y lanzó contragolpes muy comprometedores.

Una buena acción del Villarreal corrió a cargo de un lanzamiento de falta de Rossi; el balón acabó estrellado en la madera. En el bando opuesto, Fuentes sacó de dentro de la portería una balón rematado de Tamudo. Hubiese sido su tercer gol del partido y el undécimo en la Liga, que le habría dejado como Pichichi en solitario.