Sábado, 5 de Enero de 2008

El Barça resuelve sin brillantez su visita a Mallorca

Los de Rijkaard sufrieron para perforan la portería balear, algo que logró Marquéz de cabeza. Con el partido casi acabado Eto'o amplió la diferencia

AGENCIAS ·05/01/2008 - 18:16h

AFP - El jugador del Mallorca Jonás disputa un balón con el azulgrana Eric Abidal.

El mexicano Rafael Márquez y el camerunés Samuel Eto'o solventaron la papeleta al Barcelona en Mallorca al marcar en la segunda parte los goles del triunfo azulgrana, que les permite mantener la segunda plaza de la Liga y concederse un pequeño respiro tras la derrota ante el Real Madrid.

El Barcelona, sin Ronaldinho y Messi, lesionados, conquistó su quinto triunfo consecutivo en otras tantas temporadas en Palma, frente a un Mallorca que mereció mejor suerte, pero que no gana en el Ono Estadi desde hace tres meses.

Comenzó el Barça pensando en la derrota ante el Madrid

La primera parte constató que el Barcelona no se ha repuesto del mazazo del Nou Camp ante el Madrid y que continúa con su autoestima por los suelos. Su juego careció de pegada arriba, con Eto'o prácticamente desaparecido, Iniesta anulado por Varela (en el último cuarto de hora cambió su posición con Gudjohnsen, Xavi intrascendente y Giovani apagado.

Mucho más acertado estuvo Touré Yaya en el centro de la zaga e impecable toda la línea defensiva, empezando por Puyol y terminando con Abidal en la parte izquierda.

El Mallorca, sólo con Daniel Güiza en punta, equilibró las acciones, pero a costa de perder peso en ataque, ya que su técnico, Gregorio Manzano, prefirió potenciar la zona ancha, con el argentino Guillermo Pereyra y el griego Angelos Basinas peleando el terreno a Xavi y Touré. La diferencia la marcó siempre un 'Caño' Ibagaza muy inspirado.

El Barcelona ofreció durante muchos minutos en el Ono Estadi una imagen de equipo vulnerable, con escasa fe en sus posibilidades. Y todo ello, con un banquillo de lujo integrado, entre otros, por Henry, Deco y Bojan.


El Mallorca perdió a Güiza por lesión (min. 48), y con Víctor Casadesús al mando del ataque, mantuvo su sistema inicial. Se trataba de comprobar, cual de los dos conjuntos iba a cometer el primero error, que a esas alturas del partido, podía ser decisivo.

Márquez abrió la lata 

Lo cometió la defensa del Mallorca (min. 62) a la salida de un saque de esquina y permitió el cabezazo franco del mexicano Rafael Márquez, que batió a Germán Lux ante la desesperación de los jugadores locales y la afición. En la jugada anterior, el argentino Jonás Gutiérrez, el mejor del equipo balear, había puesto al público de pie con una acción brillante, llena de fuerza y habilidad, que no acabó en gol por muy poco.

El argentino Óscar Trejo saltó al campo a veinte minutos del final empujado por la afición, que pidió su entrada al campo a gritos. Manzano escuchó el clamor y se encomendó al joven ex futbolista del Boca Júniors.

Pero, la figura de los minutos finales fue el francés Thierry Henry, pletórico, que con acciones electrizantes demostró que es un lujo tenerlo en el banquillo. En el minuto 75, sentó a dos defensas del Mallorca y obligó a Lux a emplearse a fondo para evitar el gol.

Al final, con un Mallorca volcado en busca del empate y un Jonás inconmensurable Eto'o recordó sus viejos tiempos en este mismo escenario para liquidar el partido con un golazo, marca de la casa.