Sábado, 5 de Enero de 2008

ETA considera a la Constitución un muro en el proceso de negociación con el Gobierno

EFE ·05/01/2008 - 06:24h

EFE - Imagen de archivo de un joven que pasa con su bicicleta por delante de una pintada con el logotipo de ETA en Pamplona.

La banda terrorista ETA ha definido a la Constitución española como un "muro" en el "proceso de negociación" con el Gobierno, en una entrevista que publica hoy el diario Gara, en la que además pide a los militantes socialistas que reflexionen sobre las "consecuencias que acarreará" insistir en la represión.

"Al igual que en el proceso de negociación pasado, el muro con el que nos encontramos en el camino es el de la Constitución española y la negación a nuestro pueblo", señala en la entrevista un miembro de la banda que no se identifica.

Acusa al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de haber tomado "la misma senda" de sus antecesores al frente del Ejecutivo, Felipe González y José María Aznar y destaca que Zapatero "ha perdido una oportunidad inmejorable para reformar el Estado fascista que gobierna", así como acusa a los mandatarios franceses de seguir las mismas pautas que los españoles.

Añade que al insistir en "la represión" judicial y policial al término del pasado proceso de negociación con la banda, el presidente realizó "una elección equivocada" porque conllevará "largos años de conflicto", pero advierte de que "antes o después tendrán que volver a ese camino" de la negociación.

ETA dedica parte de la entrevista a denunciar "la línea represiva" del Gobierno del PSOE, "de mayor calado" que la empleada por el PP y que relacionan con la utilizada "en tiempos del GAL", para justificar así el último atentado contra la sede socialista en el municipio vizcaíno de Balmaseda, pero además pide a los militantes de ese partido que "reflexionen sobre las consecuencias que acarrean para todos esas situaciones".

En la entrevista, que lleva por título "Estamos convencidos de que todos tenemos sitio en el proyecto de Estado vasco", se afirma que "el Estado español no ha llevado a cabo una verdadera transición democrática" y se reivindica "la creación" del estado de Euskal Herria.

Sin embargo, se argumenta que alcanzarlo conllevará un "proceso gradual" y ETA asegura que su apuesta política es la misma que hizo la izquierda abertzale: "el marco autonómico para los tres territorios" del País Vasco, entendido como "primer solar en el camino hacia la creación de un estado" propio.

La organización se muestra convencida de que "una amplia mayoría" de vascos "es partidaria" de ese proyecto de estado.

En cuanto a las próximas elecciones generales, afirma que la clave no reside en si las gana el PSOE o el PP, sino "en el reconocimiento de los derechos de Euskal Herria por parte del Estado español".

Insiste en la existencia de un pacto de Estado respecto a la cuestión vasca adoptado en Madrid y en este sentido enmarca la propuesta política del lehendakari, Juan José Ibarretxe, que califica, por tanto, como "nuevo fraude" que surgió sólo para contentar a las voces internas del PNV disidentes con el mensaje de su anterior presidente Josu Jon Imaz, de "seducir" a España.