Sábado, 5 de Enero de 2008

El viudo de Bhutto pide que un gobierno interino "neutral" organice las elecciones

EFE ·05/01/2008 - 09:21h

EFE - Miembros del equipo de Scotland Yard suben a un autobús a su llegada ayer al Aeropuerto Internacional de Islamabad.

El viudo de Benazir Bhutto, Asif Ali Zardari, nuevo copresidente del más importante partido de la oposición en Pakistán, reclama la formación de un gobierno interino que presida las elecciones previstas para el 18 de febrero, en un artículo que publica hoy The Washington Post.

Zardari, que ha hecho el relevo a su esposa al frente del Partido Popular de Pakistán (PPP), junto con su hijo de 19 años, Bilawal Bhutto Zardari, insistió en que "se puede salvar la democracia en Pakistán, y hacer frente al extremismo, sólo si las elecciones, cuando se celebren, son libres, justas y fidedignas".

"Con este fin -continuó- hay que garantizar al pueblo de Pakistán elecciones que se celebren bajo un nuevo gobierno interino neutral sin ningún allegado del partido del partido de (Pervez) Musharraf", el presidente del país.

Zardari también pide que se designe una nueva comisión electoral, "independiente y autónoma", cuya composición se decida con el acuerdo de todos los partidos.

Las elecciones, convocadas para el 8 de enero pero aplazadas hasta el 18 de febrero tras el asesinato de Bhutto el pasado 27 de diciembre, deberían ser vigiladas por "observadores internacionales bien formados que tengan acceso libre a todos los colegios electorales y cuenten con el derecho de hacer sondeos a la salida de los colegios para verificar los resultados".

Además, "las campañas electorales deberían ser cubiertas por los medios electrónicos y de prensa con las mismas libertades que tenían antes de la imposición del estado de excepción el pasado 3 de noviembre".

El nuevo líder del PPP también exigió la restauración de un poder judicial independiente y la puesta en libertad de todos los militantes políticos, abogados y jueces que actualmente están encarcelados.

"Los enemigos de la democracia y la tolerancia que quitaron mi esposa a mí y al mundo pueden y deben ser dejados en evidencia y marginados", afirmó Zardari, quien asegura que algunos de los responsables del asesinato de su esposa están dentro del gobierno actual.