Sábado, 5 de Enero de 2008

EEUU cree que Bhutto murió de un balazo pero el gobierno no está implicado

EFE ·05/01/2008 - 09:21h

EFE - Miembros del equipo de Scotland Yard suben a un autobús a su llegada ayer al Aeropuerto Internacional de Islamabad.

Los servicios secretos de EEUU y los diplomáticos de este país están cada vez más convencidos de que la líder opositora Benazir Bhutto murió de un disparo a la cabeza, pero descartan cualquier implicación del gobierno en el atentado, que atribuyen a un dirigente yihadista paquistaní, informó hoy el Wall Street Journal.

Las fuentes de la inteligencia y de la diplomacia estadounidense que cita el rotativo neoyorquino rechazan la versión inicial del gobierno paquistaní de que Bhutto murió al chocar con la cabeza contra el techo de su automóvil blindado, por la onda expansiva de la bomba que detonó un suicida.

"Está consolidándose el consenso de que (Bhutto) tenía que haber sido tiroteada", dijo al diario "un funcionario estadounidense que trabaja en Pakistán".

Incluso el gobierno del presidente Pervez Musharraf abandonó el martes la teoría del choque de la cabeza contra el techo.

Ahora reserva cualquier explicación hasta que termine la investigación que está en marcha, a la vez que rechaza las acusaciones de encubrimiento, complicidad o incluso de implicación directa que la oposición le ha vertido.

Las fuentes estadounidenses del periódico sí están de acuerdo con el gobierno paquistaní en que el cerebro del atentado era Baitula Mehsud, líder tribal yihadista en Waziristán del sur (en la frontera con Afganistán) afín a Al Qaeda y a los talibanes.

Un equipo británico de expertos de Scotland Yard inicia hoy, en colaboración con las autoridades paquistaníes, una investigación del atentado, en que murieron 23 personas además de Bhutto.

Sin embargo, el Partido Popular de Pakistán (PPP), que encabezó la ex primera ministra asesinada, pide que la ONU se haga cargo del asunto.

La Secretaría General de la ONU ha indicado que es el poder Ejecutivo de Pakistán que tiene que solicitar la ayuda de la organización internacional en un asunto interno del país.

El viudo de Bhutto y nuevo copresidente del PPP, Asif Ali Zardari, al repetir la solicitud para que intervenga la ONU, acusó al propio régimen de Musharraf de albergar a algunos de los responsables de la muerte de su esposa, en un artículo que publicó hoy el diario The Washington Post.

"No se puede permitir que el asesinato (de Bhutto) dé poder a sus asesinos. Hay que hacer que los responsables -dentro y fuera del gobierno- rindan cuentas", escribió.

"Hago un llamamiento a las Naciones Unidas -continuó- para que inicie una investigación completa de las circunstancias, hechos y encubrimiento del asesinato de mi esposa, siguiendo el modelo de la investigación del asesinato del ex primer ministro libanés Rafiq Hariri", quien murió en un atentado con bomba en Beirut el 14 de febrero de 2005.

"Llamo a los amigos de la democracia en Occidente, sobre todo Estados Unidos y Gran Bretaña, a respaldar la solicitud de dicha investigación independiente", agregó Zardari.