Sábado, 5 de Enero de 2008

La familia de la niña irlandesa desaparecida en Mijas pide ayuda para encontrarla

EFE ·05/01/2008 - 11:09h

La Guardia Civil reanudó hoy la búsqueda de una irlandesa de 15 años que desapareció el pasado martes cuando se dirigía desde el domicilio de una amiga a su vivienda, en la localidad malagueña de Mijas. Según el instituto armado, la menor salió a las 22:00 horas del día 1 de una vivienda situada en la zona de Calypso, donde al parecer iba a hacer un servicio de niñera, en dirección a su domicilio, situado en la urbanización Riviera del Sol. Ambas urbanizaciones distan unos trescientos metros.

La búsqueda de la menor se inició el pasado jueves día 3, cuando los padres acudieron al cuartel de la Guardia Civil de Mijas para presentar una denuncia.

Mientras, la familia de la niña ha pedido ayuda a los ciudadanos españoles y la comunidad británica residente en la Costa del Sol para tratar de localizarla, ante el temor a que alguien la retenga contra su voluntad. La madre de la joven, Audrey, ha ofrecido esta tarde una rueda de prensa en la que ha hecho un llamamiento a los ciudadanos para que traten de recordar si vieron la noche de su desaparición, el pasado día 1, a una joven caminando sola en los alrededores de la urbanización Calypso, donde fue vista por última vez.

"Una chica no desaparece de la faz de la tierra", señala en el comunicado Audrey, que ha añadido que sus familiares están "destrozados" y cada día que pasa "más preocupados de que algo le haya pasado".

También ha lanzado un mensaje a su hija, en el caso de que haya decidido marcharse voluntariamente, al pedirle que vuelva y afirmar: "Tu hermano Dean te echa de menos y todos te queremos mucho".

En la comparecencia, en la que la madre se ha dirigido a los medios de comunicación en inglés, se ha distribuido material con tres fotografías de la joven, que desapareció cuando se dirigía desde el domicilio de una amiga, en el que había trabajado como niñera, hasta su vivienda, situada en la urbanización Riviera del Sol, ambas en Mijas-Costa.

En dos de las fotografías Amy aparece con el cabello moreno, como lo llevaba el día que desapareció, y en una antigua está con el pelo rubio. Cuando desapareció, vestía un abrigo negro, un chándal oscuro y una camiseta negra "Diesel".

En el texto, que aparece en inglés, la familia de la menor explica que ésta tiene la piel pálida, que es delgada, y que tiene un suave acento irlandés. "Alguien debe saber algo", ha aseverado su madre, que pide que a quienes hayan podido ver a Amy que se pongan en contacto con la Guardia Civil, ya que "cualquier pequeña información puede ser importante y ayudarnos a encontrarla", ha apostillado la prima de la menor, ante la imposibilidad de Audrey de continuar la lectura.

La familia ha agradecido a los medios de comunicación españoles su colaboración al difundir la desaparición de la joven, así como a los irlandeses, aunque "no hay muchos en la Costa del Sol". Por ello, también ha pedido a los periódicos británicos que ayuden a encontrar a la joven, que vive en Málaga desde cinco años, donde cuenta con numerosos amigos ingleses y escoceses.