Archivo de Público
Jueves, 30 de Septiembre de 2010

Asocian uso de antidepresivos con aumento del riesgo de diabetes

Reuters ·30/09/2010 - 17:05h

Por Amy Norton

Dos estudios sugieren que las personas que toman antidepresivos de manera prolongada serían más propensas a desarrollar diabetes tipo 2 que las que no utilizan esos fármacos, incluidos los pacientes con depresión grave.

Los resultados, publicados en la revista Diabetes Care, se suman a las evidencias que asocian el uso de esos fármacos con un aumento modesto del riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. Pero no prueban que los medicamentos causen la enfermedad.

Es posible que los usuarios de antidepresivos tengan otras características que elevan el riesgo de desarrollar diabetes, según el equipo de la doctora Mika Kivimaki, del University College de Londres, en el Reino Unido.

Además, dijo a Reuters Health, los usuarios consultarían al médico con más frecuencia que los no usuarios, lo que podría aumentar la posibilidad de que les diagnostiquen diabetes u otras enfermedades.

"Interpretaría los resultados con cuidado, sin conclusiones definitivas aún", dijo Kivimaki.

El equipo utilizó datos sobre más de 150.000 adultos de Finlandia estudiados durante cinco años: a 851 se les diagnosticó diabetes tipo 2.

Al inicio del estudio, 9.197 participantes habían tomado antidepresivos durante más de seis meses. Esos hombres y mujeres eran más propensos a desarrollar diabetes durante el estudio y esa posibilidad crecía con la antigüedad en el consumo de antidepresivos.

En el grupo que no había utilizado los fármacos, se le diagnosticó diabetes al 1,1 por ciento en cinco años, comparado con el 1,7 por ciento de los que habían tomado entre 200 y 400 dosis diarias de un antidepresivo y el 2,3 por ciento de los que habían superados las 400 dosis.

El equipo se concentró en los participantes con depresión grave; en ese grupo, los que tomaban antidepresivo eran 2 a 3 veces más propensos que los que no los consumían a recibir el diagnóstico de diabetes tras considerar enfermedades crónicas como la hipertensión, la enfermedad cardíaca y el cáncer.

Cincuenta y ocho de los 159 participantes con depresión grave y que habían tomado por lo menos 200 dosis de algún antidepresivo desarrollaron diabetes, comparado con 12 de los 69 participantes que habían recibido menos dosis de un antidepresivo o ninguna.

En el segundo estudio, dirigido por el doctor Richard R. Rubin, de la Johns Hopkins University, en Baltimore, los autores analizaron datos de 3.200 adultos de Estados Unidos que participaban en un ensayo clínico sobre la prevención de la diabetes tipo 2.

Todos los participantes corrían alto riesgo de desarrollar diabetes porque tenían sobrepeso y niveles altos de azúcar en sangre. Al azar, se les indicó modificar el estilo de vida, tomar metformina (para reducir el azúcar en sangre) o un tratamiento placebo.

El 6 por ciento de los participantes tomaba algún antidepresivo al inicio del estudio.

El equipo observó que en los grupos tratados con cambios del estilo de vida o placebo, los participantes que tomaron antidepresivos durante el estudio eran dos veces más propensos que los no usuarios a desarrollar diabetes en una década.

No ocurrió lo mismo en el grupo tratado con metformina y se desconoce cuál fue el motivo. Kivimaki dijo que se necesitan más estudios para comprender por qué el uso de antidepresivos está asociado con la diabetes.

El equipo explica que no pudieron acceder a información sobre el estilo de vida y otros factores que podrían influir en el riesgo que tiene una persona de desarrollar diabetes.

Si los antidepresivos favorecen la aparición de la enfermedad, un mecanismo podría ser el aumento de peso, según Kivimaki. Ese es uno de los principales efectos adversos de los antidepresivos, pero también es un factor de riesgo de diabetes tipo 2.

El equipo halló que los participantes que hacía más tiempo que estaban tomando antidepresivos dijeron que habían engordado 2,5 kilogramos (kg) en cinco años, comparado con 1,3 kg más en los no usuarios.

De todos modos, Kivimaki señaló que existen otros mecanismos potenciales, como los efectos directos de los medicamentos en los niveles de azúcar en sangre.

Por eso, opinó que se necesitan más estudios sobre la relación entre el uso de antidepresivos y las variaciones de largo plazo en los niveles de azúcar en sangre. Esto ayudaría a demostrar si los fármacos favorecen la aparición de la diabetes.

FUENTE: Diabetes Care, online 30 de agosto y 7 de septiembre del 2010